• Paul Whelan, un exmarine acusado de espionaje, escucha a sus abogados durante una audiencia en un tribunal en Moscú, 22 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 22 de enero de 2019 16:12

Un tribunal municipal de Moscú ha rechazado liberar bajo fianza al supuesto espía estadounidense Paul Whelan mientras esté en curso la investigación de su caso.

“La decisión del tribunal del distrito de Lefórtovski de Moscú, en virtud de la cual se dictó prisión preventiva para Paul Whelan, debe mantenerse y el recurso del abogado debe ser rechazado”, ha dictaminado este martes el juez Dmitri Pronyakin tras la vista, que se ha celebrado a puerta cerrada.

Whelan, un exmarine estadounidense que tiene además la nacionalidad británica, irlandesa y canadiense, fue detenido en un hotel en Moscú el pasado 28 de diciembre.

Su abogado, Vladimir Zherebenkov, ha indicado a medios rusos, poco antes de entrar a la audiencia, que, al parecer, en el momento de la detención obraba en poder de Whelan un dispositivo que contenía “secretos de Estado”. Asimismo, ha asegurado que desconoce cómo este se hizo con tal material o qué iba a hacer con él.

Tanto Whelan como su familia han negado las acusaciones en su contra y aseguran que viajó a Moscú únicamente para asistir a una boda.

La decisión del tribunal del distrito de Lefórtovski de Moscú, en virtud de la cual se dictó prisión preventiva para Paul Whelan, debe mantenerse y el recurso del abogado debe ser rechazado”, ha dictaminado el juez Dmitri Pronyakin tras la vista, que se ha celebrado a puerta cerrada.

 

La detención de Whelan ha suscitado toda una serie de especulaciones sobre un posible intercambio por alguno de los rusos retenidos en EE.UU., como es el caso de la activista Maria Butina.

Sin embargo, el abogado de Whelan ha afirmado, al respecto, que las leyes rusas no contemplan el intercambio de prisioneros antes de que se dicte sentencia.

A principios del presente mes de enero, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, le exigió al Gobierno de Rusia la inmediata puesta en libertad de Whelan.

Las autoridades de Moscú han denunciado que últimamente se ha registrado un incremento de las actividades de espionaje de otros países en Rusia. En 2017, los servicios de inteligencia rusos frustraron unas 400 operaciones extranjeras de espionaje con las que se intentaba acceder a información sensible, conforme reveló el presidente ruso, Vladimir Putin.

jrd/anz/alg/rba

Comentarios