• La portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajárova, ofrece una rueda de prensa en Moscú, capital rusa, 29 de marzo de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 11 de enero de 2019 15:59
Actualizada: sábado, 12 de enero de 2019 5:20

La Cancillería de Rusia ha desestimado como “falsos” los rumores sobre un supuesto intercambio de prisioneros en ciernes con EE.UU.

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, ha negado este viernes en una rueda de prensa que haya habido diálogo alguno con EE.UU. sobre la posibilidad de realizar un intercambio de prisioneros.

El estadounidense retenido en Rusia al que se referirían tales diálogos es el exinfante de marina Paul Whelan, arrestado por las autoridades de Moscú por cargos de espionaje, mientras que EE.UU. mantiene detenida a la ciudadana rusa Maria Butina, acusada de haber tejido una red de contactos para beneficiar al Kremlin en el país norteamericano.

Otra ciudadana rusa sospechosa de haber estado vinculada en 2016 a varios miembros del equipo de campaña electoral del hoy presidente de EE.UU., Donald Trump, es la abogada Natalia Veselnitskaya, sobre cuyo caso Zajárova ha exigido “explicaciones claras” por parte de la Administración estadounidense.

“Lanzar acciones penales contra ciudadanos rusos en Estados Unidos por cargos incomprensibles se ha convertido en una costumbre (…), no estamos dispuestos a aceptarlo y reclamamos a Washington explicaciones claras e inteligibles”, ha dicho la diplomática rusa.

Lanzar acciones penales contra ciudadanos rusos en Estados Unidos por cargos incomprensibles se ha convertido en una costumbre (...), no estamos dispuestos a aceptarlo y reclamamos a Washington explicaciones claras e inteligibles”, ha declarado la portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, María Zajárova.

 

Zajárova ha denunciado en relación con la imputación de Veselnitskaya una “nueva saga de la campaña antirrusa existente en Estados Unidos”, y ha opinado que las acusaciones parecen una “venganza” de la Justicia estadounidense contra “una jurista que da muestras de profesionalismo”.

La detención de Butina y Veselnitskaya por cargos de espionaje ha agravado las tensiones existentes desde hace ya años entre Moscú y Washington.

Las autoridades de Moscú han denunciado un incremento reciente de las actividades de espionaje de otros países en Rusia. En 2017, los servicios de inteligencia rusos frustraron unas 400 operaciones extranjeras de espionaje con las que se intentaba acceder a información sensible, según ha desvelado el propio presidente del país, Vladímir Putin.

fmd/mla/tmv/alg

Comentarios