• Campamento de refugiados de Kafr Losin, en el noroeste de Siria.
Publicada: sábado, 21 de mayo de 2022 1:23

Irán censura el comportamiento “hipócrita” de Occidente ante la difícil situación de los sirios y urge a acabar con sanciones en su contra de inmediato.

“El uso de sanciones unilaterales para matar de hambre a los civiles sirios es irresponsable, inmoral e ilegal, según el derecho internacional. Estas acciones ilegales y destructivas deben terminar de inmediato”, denunció el viernes el representante permanente de Irán ante las Naciones Unidas, Mayid Tajt Ravanchi.

Al condenar los embargos contra Siria, el diplomático iraní calificó de “hipócrita” denunciar la difícil situación humanitaria en el país levantino, y al mismo tiempo, imponer sanciones unilaterales al pueblo sirio.

Esto, debido a que tales medidas, junto a la intervención extranjera, el terrorismo y la ocupación han exacerbado la crisis económica y humanitaria en Siria en los últimos años, tal como censuró el titular persa.

 

De acuerdo con Tajt Ravanchi, la continuación de las sanciones unilaterales ha obstaculizado la implementación de la resolución y los esfuerzos para reconstruir el país árabe, así como la entrega de ayuda humanitaria de varias formas, además, ha retrasado el regreso de refugiados y personas desplazadas.

“Estas acciones ilegales también han obstaculizado las medidas del Gobierno de Siria para lograr la estabilidad económica y social y mejorar las condiciones de vida del pueblo sirio”, aseveró en una sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

Ante tal situación, puso énfasis en la necesidad de que cualquier iniciativa sobre Damasco debe contar con el apoyo del Gobierno sirio y respetar la soberanía y la integridad territorial del país.

Desde 2011, con el inicio de la crisis provocada por los grupos armados y terroristas en el país árabe, Occidente adoptó una campaña de sanciones que prorroga anualmente, bajo diferentes excusas, obstaculizando el acceso del pueblo a los alimentos y medicamentos y un largo etcétera en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

A pesar de tal campaña, Damasco ha dejado claro que nunca cederá ante el ilegal asedio en su contra, ni permitirá que sus enemigos logren con presiones económicas, lo que no han conseguido en el campo de batalla.

mdh/ctl/rba