• El entonces candidato a las elecciones presidenciales de Irán Seyed Ebrahim Raisi interviene en un mitin electoral. (Foto: IRNA)
Publicada: sábado, 19 de junio de 2021 18:03
Actualizada: sábado, 19 de junio de 2021 18:35

Conozcan la larga trayectoria del presidente electo de Irán, Seyed Ebrahim Raisi, al servicio del pueblo y la República Islámica de Irán.

El nuevo mandatario iraní, elegido con el 61,95 % de los votos emitidos en las urnas durante la cita electoral celebrada el viernes, tiene en su haber una larga trayectoria al servicio de diversos aparatos de la República Islámica de Irán.

De hecho, su largo recorrido por las distintas instituciones de Irán le ha servido de bagaje para que el pueblo persa le otorgue su confianza con 17 926 345 de los sufragios emitidos.

Los puestos desempeñados por Raisi

Nacido en 1960 en el seno de una familia religiosa de Mashad (noreste), Raisi tiene una maestría en Derecho Internacional y un doctorado en Jurisprudencia y Fundamentos del Derecho Islámico.

Desde la victoria de la Revolución Islámica (1979), Raisi, de 61 años, ha ocupado diferentes puestos en las altas instancias de la República Islámica. Estuvo, por ejemplo, al frente de la Organización Nacional de Inspección entre los años 1994 y 2004.

Después, fungió como fiscal general y subjefe del Poder Judicial desde 2004 hasta 2014.

En 2016, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, lo nombró administrador de Astan Quds Razavi (el Sagrado Mausoleo del Imam Reza, la paz sea con él) en Mashad.

 

En 2017, se unió a la carrera presidencial como candidato principalista, pero quedó segundo en estos comicios, en los que el actual mandatario en funciones, Hasan Rohani, se alzó con la victoria por segunda vez consecutiva.

Como jefe del Poder Judicial de Irán, nombrado en 2019 por el Líder de Irán, ha estado encabezando una gran lucha, hasta la fecha, contra la corrupción financiera y los sobornos en las diversas áreas administrativas del país persa.   

Además, Raisi es un destacado miembro de la Asamblea de Expertos de Irán desde su ingreso en 2006. Este ente es de suma importancia, pues se encarga de elegir al Líder de Irán y de supervisar sus actividades. 

Entre otros puestos de renombre ocupados por Raisi podemos mencionar su membrecía en: el Consejo Supremo del Ciberespacio, el Consejo Superior de Normas de Estandartes, el Consejo Supremo del Petróleo, el Consejo de Desarrollo de Oriente y Occidente, el Consejo Supremo de Dinero y Crédito, el Comité General de la Lucha Anticorrupción Económica y el Comité de la Lucha Antinarcóticos.

Registros de Raisi en la Judicatura iraní

Fungió como fiscal adjunto del Tribunal de Karaj en 1980, para luego convertirse en fiscal de esta localidad sita al oeste de Teherán en 1981.

Fue fiscal de la provincia de Hamedan entre los años 1982-1984 y fiscal adjunto de Teherán en 1985, para después desempeñar las labores propias del fiscal de esta ciudad entre 1989-1993.

Entre los años 1994 y 2004 estuvo al frente de la Organización Nacional de Inspección. Después, llegó al puesto de subjefe del Poder Judicial, desde 2004 hasta 2014, para luego pasar a dirigir, durante un año, la Fiscalía General hasta 2015.

Desde 2012 hasta la fecha, ha ocupado el puesto del fiscal general especial del Clero.

Los estudios realizados por Raisi

Toda su educación primaria transcurrió en Mashad. Acudió primero a la Escuela Yavadiye, para luego pasar a estudiar Ciencias Religiosas en el seminario de la Escuela Navab, una formación que completó en la Escuela del ayatolá Seyed Mohamad Musavineyad.

En 1975, para continuar su instrucción, se trasladó al seminario de la sagrada ciudad de Qom, ingresando en la Escuela del ayatolá Seyed Hosein Tabatabai Boruyerdi, y durante algún tiempo estudió en una escuela dirigida por el ayatolá Seyed Morteza Pasandide, hermano del Fundador de la República Islámica de Irán, el Imam Jomeini (que descanse en paz).

Tras finalizar su etapa como seminarista, siguió su formación cursando una Maestría en Derecho Privado, de la cual se graduó en 2001, y continuó ampliando sus estudios con un doctorado en Jurisprudencia y Fundamentos del Derecho Islámico en la Universidad Shahid Motahari de Teherán, la capital iraní.

Planes y promesas de Raisi

Durante su campaña electoral, Raisi hizo hincapié en la necesidad de determinar los mecanismos para hacer que el sector de la producción sea más atractivo para los inversores. Para Raisi, que prometió recurrir a los economistas para resolver los desafíos del país, “la gestión es el eslabón perdido”.

Raisi destacó la importancia de reformar la rama ejecutiva del gobierno y “luchar contra la corrupción”, su principal promesa electoral. Para llegar a este objetivo, recalcó la necesidad de la “mayor transparencia posible” dentro del Poder Ejecutivo.

Tachando la alta tasa de inflación en Irán de “intolerable” para los iraníes, el presidente electo prometió afrontar los altos precios para facilitar la vida de la nación persa.

 

Raisi abordó, de igual modo, los problemas en el sector de la salud, haciendo hincapié en que todas las personas deben tener acceso a una atención médica de calidad.

De hecho, Raisi tiene planeado luchar contra la inflación y hacer crecer la economía del país, con los recursos disponibles, entre los que destaca la política de la Economía de la Resistencia.

En cuanto a reducir la brecha social, Raisi insiste en que “la brecha social es resultado de la desigualdad y de políticas económicas erróneas”. En su opinión, no existiría brecha social alguna si los recursos económicos del país se distribuyesen de forma igualitaria entre la población.

krd/anz/hnb