• El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, habla en una rueda de prensa en Washington, capital estadounidense, el 17 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 17 de abril de 2019 15:50
Actualizada: miércoles, 17 de abril de 2019 17:50

“El que debe cambiar su naturaleza es el régimen de EE.UU., no Irán”, ha respondido este miércoles Teherán al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Seyed Abás Musavi, ha despreciado la última salida de tono de Pompeo contra Irán, que el lunes reiteró la determinación de Washington a aplicar la máxima presión hasta “cambiar la naturaleza” de la República Islámica.

A juicio del diplomático persa, es el Gobierno estadounidense el que requiere una modificación total, dadas las crecientes objeciones de la comunidad internacional a su comportamiento y sus medidas violatorias del derecho internacional. Hoy en día, ha afirmado, “el mundo entero reclama un cambio en la naturaleza del régimen de Estados Unidos”.

“Afortunadamente, cuanto más tiempo pasa más revelan los líderes del actual régimen de Estados Unidos sus objetivos reales, incluso más que sus predecesores”, ha indicado el portavoz de la Diplomacia iraní.

El mundo entero reclama un cambio en la naturaleza del régimen de Estados Unidos”, dice el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Seyed Abás Musavi.

 

La cúpula gobernante de Washington, ha agregado Musavi, ha admitido ya sus verdaderos objetivos al ir cambiando sus reclamaciones, desde pedir un “cambio de comportamiento” hasta pedir un “cambio del sistema” y, ahora, un “cambio de la naturaleza” de la República Islámica de Irán.

Según el portavoz, quien debe modificar su naturaleza es el régimen estadounidense, que “ha tomado como rehén el libre comercio internacional mediante terrorismo económico”, “intimida a los Gobiernos para que actúen conforme a los intereses de Washington” y ha inundado el oeste de Asia con “miles de millones de armas letales, utilizadas para masacres y genocidios”.

EE.UU., ha continuado, es además un refugio seguro para criminales de guerra, desprecia alertas sobre los peligros de destruir el medio ambiente e infringe derechos humanos y principios del derecho internacional.

Musavi ha concluido describiendo a los Estados Unidos como “una amenaza diaria para el orden, la paz y la estabilidad internacionales”.

ftm/mla/krd/rba

Comentarios