• Rohani: Países islámicos deben responder a crímenes de lesa humanidad
Publicada: viernes, 15 de marzo de 2019 23:17
Actualizada: sábado, 16 de marzo de 2019 11:44

Irán ha catalogado de “crimen inhumano” los ataques terroristas ocurridos este viernes en dos mezquitas en Nueva Zelanda que ha dejado medio centenar de muertos.

“Este horrendo crimen que causó la muerte de fieles inocentes e indefensos muestra la importancia de hacer frente al terrorismo y a la propagación del odio ante otras religiones y etnias, así como la islamofobia en el Occidente que desafortunadamente también ha sido propagada por ciertos gobiernos occidentales”, ha escrito el presidente de Irán, Hasan Rohani, en un comunicado.

Rohani ha afirmado que dichos atentados muestran la necesidad urgente de luchar a nivel global contra el terrorismo, el racismo, la xenofobia y la islamofobia y que las comunidades globales y, especialmente los Estados islámicos, deben responder a estos crímenes contra la humanidad.

“Este crimen ha demostrado que el terrorismo sigue siendo un problema global importante, que requiere una lucha unificada y un enfoque igualitario de todos los países contra la violencia y el extremismo en cualquier parte del mundo”, ha expresado.

Este horrendo crimen (en Nueva Zelanda) que causó la muerte de fieles inocentes e indefensos muestra la importancia de hacer frente al terrorismo y a la propagación del odio ante otras religiones y etnias, así como la islamofobia en el Occidente que desafortunadamente también ha sido propagada por ciertos gobiernos occidentales”, ha escrito el presidente irani, Hasan Rohani, en un comunicado.

 

Tras reiterar que Teherán condena la hipocresía occidental a la hora de catalogar el terrorismo, ha afirmado que la República Islámica de Irán persigue y perseguirá esta práctica atroz y exigirá el arresto y el juicio de todos sus agentes en la arena internacional.

Los atentados, descritos como “terroristas” por las autoridades neozelandesas, han sido condenados por el mundo entero. Irán ha instado a todos los gobiernos a no permitir que ideologías “racistas e islamófobas pongan en peligro la seguridad y la tranquilidad de los ciudadanos de los países”.

En los últimos años, los ataques islamófobos de extrema derecha han ido en aumento en diferentes países occidentales, como EE.UU., Francia, España y Alemania.

lvs/ctl/myd/rba

Comentarios