• Combatientes del movimiento popular Ansarolá, congregados en Saná, la capital de Yemen, 25 de junio de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 17 de diciembre de 2018 15:11
Actualizada: lunes, 17 de diciembre de 2018 16:55

Arabia Saudí cometió un “error estratégico” al invadir Yemen solo por una “alucinación infundada” sobre su poderío militar, considera un alto diplomático iraní.

“Las fuerzas de la coalición liderada por Arabia Saudí sufrieron una alucinación infundada y fuera de lugar, y creyeron poder avanzar hacia sus objetivos en muy poco tiempo atacando Yemen”, ha dicho este lunes el portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Bahram Qasemi, en una entrevista con la cadena local Al-Alam.

Así, prosigue Qasemi, Riad y sus aliados cometieron un “error estratégico” al lanzar sus operaciones sin tener un “conocimiento cabal de lo que es una ocupación o una invasión, ni de la historia de Yemen”.

Los participantes en la campaña de agresión ignoraron en particular, según el portavoz persa, la voluntad de los yemeníes de hacer todo lo necesario para defenderse.

Las fuerzas de la coalición liderada por Arabia Saudí sufrieron una alucinación infundada y fuera de lugar, y creyeron poder avanzar hacia sus objetivos en muy poco tiempo atacando Yemen”, dice el portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi.

 

“Por eso, para nosotros estaba claro desde el principio que la solución militar no llevaría a nada y estaría destinada al fracaso, por más armas que envíen a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) sus aliados”, ha declarado Qasemi.

La “decepción” y el “rencor” de los agresores ante “la voluntad y la resistencia del pueblo yemení” son la causa, a juicio del portavoz iraní, de la multiplicación de ataques saudíes a la población civil de Yemen, en particular en la provincia occidental de Al-Hudayda.

Con todo, ha opinado el diplomático, ese fracaso ha hecho que las partes enfrentadas en Yemen —el movimiento popular yemení Ansarolá y las tropas leales al expresidente prófugo Abdu Rabu Mansur Hadi— hayan debido sentarse a la mesa de diálogo afín de “encontrar una solución política”.

Como resultado, ambos lados han acordado un alto el fuego en toda Al-Hudayda que entrará en vigor este martes, así como la retirada de las tropas de la disputada ciudad portuaria del mismo nombre, según anunció hace unos días el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres.

Las negociaciones se han visto ensombrecidas, no obstante, por la continuación de los bombardeos de Arabia Saudí y sus aliados. Ignorando la crisis humanitaria que han desatado sus ataques, los agresores han aprovechado la coyuntura e intensificado sus ataques aéreos a varias zonas de Yemen.

tqi/mla/alg/rba

Comentarios