• Vídeo: Milicianos y soldados saudíes huyen ante avances de yemeníes
Publicada: domingo, 16 de diciembre de 2018 16:35
Actualizada: domingo, 16 de diciembre de 2018 20:07

El Ejército de Yemen, apoyado por combatientes de Ansarolá, asesta un contundente golpe a las posiciones militares saudíes en el sur del reino árabe.

En un informe divulgado el sábado, la televisión por satélite yemení Al Masirah, publicó un vídeo y varias fotos de una operación a gran escala lanzada por las fuerzas del Ejército yemení y los comités del movimiento popular Ansarolá contra soldados saudíes y mercenarios pagados por Riad en el este de la localidad de Yabal Al-Dud, en la región de Jizan (suroeste de Arabia Saudí).

Al principio de la grabación —de unos 9 minutos de duración— se ve cómo las fuerzas yemeníes lanzan varios ataques “precisos” con cohetes y misiles, algunos de ellos del modelo Zalzal-1, contra las ubicaciones militares saudíes.

Después de estos ataques, que causaron grandes daños materiales y personales entre los saudíes, algunas unidades del Ejército yemení y Ansarolá avanzaron hacia posiciones militares del reino árabe, atacándolas directamente.

Como se aprecia en la grabación y las imágenes, los soldados y milicianos saudíes no pudieron resistir ante los ataques yemeníes, ni siquiera por unos segundos, y se batieron de inmediato en retirada de la zona.

Ante la humillante derrota protagonizada por las fuerzas militares saudíes, la Fuerza Aérea del régimen saudí envió varios aviones de combate para detener el avance de los yemeníes, pero este intento desesperado tampoco dio resultado, destacó Al Masirah.

Dos mercenarios pagados por Riad muertos en ataques del Ejército yemení y del movimiento popular Ansarolá de Yemen en Jizan. (Foto: Al Masirah)

 

Ansarolá y el Ejército yemení atacan con frecuencia instalaciones militares saudíes, en represalia por la campaña bélica iniciada contra su país en marzo de 2015 por el régimen de los Al Saud y sus aliados, que se ha cobrado la vida de unos 50 000 yemeníes —sin contar las víctimas del hambre y las enfermedades—, además de provocar la peor crisis humanitaria del mundo.

A pesar de los diálogos de paz, auspiciados por las Naciones Unidas, en Estocolmo (capital de Suecia), Riad y sus aliados siguen bombardeando a su vecino sureño e ignoran la mediación internacional, que insta al fin de esta devastadora guerra contra la población yemení.

mnz/anz/hnb/rba

Comentarios