• El portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, en una conferencia de prensa en Teherán, la capital.
Publicada: lunes, 16 de abril de 2018 0:41
Actualizada: lunes, 16 de abril de 2018 3:22

El portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, ha reprochado el comunicado final de la Liga Árabe (LA) que acusa a Teherán de injerir en la región de Oriente Medio y asegura la postura del país persa en no entrometerse en los asuntos internos de otros países.

“La política principal de la República Islámica de Irán siempre ha sido la preservación de la convergencia y el respeto mutuo a la soberanía de los países, especialmente, los vecinos (…), y espera que los países de la región no lancen acusaciones infundadas (contra otros) al mantener el respeto recíproco y no injerir en los asuntos de los demás”, ha resaltado este domingo el vocero iraní.

A su criterio, la declaración final de la XXIX cumbre de la Liga Árabe celebrada en la ciudad de Dhahran, en el este de Arabia Saudí, repitió las acusaciones y mentiras improductivas contra Teherán y no consiguió averiguar las causas de las crisis en la región.

De acuerdo con Qasemi, se esperaba que en dicha reunión se tome un paso positivo a favor de la “convergencia regional” en lugar del uso de “estándares múltiples”, pero, ha agregado, “se puede observar el impacto de las políticas destructivas de los saudíes en algunos párrafos de este comunicado”.   

La política principal de la República Islámica de Irán siempre ha sido la preservación de la convergencia y el respeto mutuo a la soberanía de los países, especialmente, los vecinos (…), y espera que los países de la región no lancen acusaciones infundadas (contra otros) al mantener el respeto recíproco y no injerir en los asuntos de los demás”, ha resaltado el portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi.

 

En este contexto, Qasemi ha expresado su esperanza de que los países de la región adopten medidas necesarias basadas en el “diálogo, lógica y buena voluntad” para disminuir las tensiones y preocupaciones en Oriente Medio.

La cumbre, presidida por el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, se ha celebrado un día después de la agresión militar de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido a Siria bajo la falsa excusa de un supuesto ataque químico en la ciudad de Duma, en la región de Guta Oriental, pese a que Damasco rechazó toda implicación al respecto.

Durante la reunión, Riad y sus aliados han apoyado la medida de estos tres países occidentales, pero Irak y El Líbano condenaron la ofensiva.

fdd/rha/snr/hnb

Comentarios