• Miembros de la fuerzas israelíes discuten con varios musulmanes palestinos en la explanada de la Mezquita Al-Aqsa, situada en Al-Quds (Jerusalén).
Publicada: sábado, 9 de octubre de 2021 1:37
Actualizada: sábado, 9 de octubre de 2021 3:33

Un tribunal israelí anuló un controvertido fallo que permitía a los judíos “rezar en silencio” en la Mezquita Al-Aqsa por el temor a una escalada con los palestinos.

Arié Romanoff, el juez del tribunal central del régimen de Israel, ha decidido este viernes anular el fallo emitido el miércoles por otro tribunal inferior que permitía a los colonos “rezar en silencio” en la Explanada de la Mezquita Al-Aqsa en Al-Quds (Jerusalén).

La anulación ha procedido después de que el ministro israelí de seguridad pública, Omer Barlev, pidió la apelación de la decisión del tribunal de primera instancia en el caso y advirtió que la venia podría intensificar las protestas, aparentemente bajo la presión de los países musulmanes para mantener el statu quo del sitio sagrado.

“Cualquier cambio en la situación actual de la Mezquita Al-Aqsa pondría en peligro la paz pública y provocaría un estallido”, advirtió Barlev al respecto.

Polémico fallo israelí

El miércoles, en una decisión sin precedentes, la jueza del tribunal de magistrados de Israel en Al-Quds, Bilha Yahalom, consideró que la llamada “oración en silencio” de los colonos en la Mezquita Al-Aqsa, “no puede considerarse un acto criminal”.

La decisión generó una ola de protestas de los grupos de la Resistencia palestinos. En este sentido, el portavoz del Movimiento de la Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), Hazem Qasem, aseveró, en un comunicado, que la referida decisión “constituye una agresión flagrante contra la Mezquita Al-Aqsa, y un paso en el camino para dividirla en tiempo y espacio”.

Además, Egipto condenó la misma jornada el fallo y lo consideró como una violación. Jordania, por su parte, afirmó que se oponía “firmemente” a cualquier juicio israelí sobre los “lugares sagrados” de Jerusalén.

mmo/ctl/rba