• Un oficial israelí monta guardia mientras los colonos visitan la Mezquita de la Cúpula de la Roca en el recinto de la Mezquita Al Aqsa, 18 de julio de 2021. (Foto: AP)
Publicada: jueves, 7 de octubre de 2021 6:17
Actualizada: jueves, 7 de octubre de 2021 6:42

Los movimientos palestinos condenan una decisión judicial israelí de dar a los colonos judíos más excusas para asaltar la Mezquita Al-Aqsa.

El portavoz del Movimiento de la Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), Hazem Qasem, aseveró el miércoles en un comunicado que la decisión del tribunal israelí de permitir a los colonos realizar “oración en silencio” dentro de la Mezquita Al-Aqsa “constituye una agresión flagrante contra la Mezquita Al-Aqsa, y un paso en el camino para dividirla en tiempo y espacio”.

“Es una flagrante violación de todas las leyes y normas humanas, y confirma la complicidad del poder judicial sionista en la agresión contra nuestro pueblo y su participación en la falsificación de hechos”, agregó.

Mientras tanto, Qasem recalcó que estas decisiones no cambiarán los hechos de la historia y no lograrán borrar la identidad árabe palestina de la ciudad santa de Al-Quds (Jerusalén).

Por su parte, el movimiento Yihad Islámica Palestina indicó en un comunicado que la decisión es “nula” y “un ataque a la santidad de la Mezquita Al-Aqsa y el derecho puro de los musulmanes a ella”.

 

El movimiento palestino agregó que esta medida “allanará el camino para los continuos ataques a la Mezquita Al-Aqsa”, advirtiendo al régimen de Israel de sus “consecuencias”.

En su nota, recalcó que “el pueblo palestino hará frente a cualquier intento de dañar a Al-Aqsa, con toda la fuerza, firmeza e implacable determinación”.

Y más temprano el miércoles, en una decisión sin precedentes, la jueza del tribunal de magistrados de Israel en Al-Quds, Bilha Yahalom, consideró que la llamada “oración en silencio” de los colonos en la Mezquita Al-Aqsa, “no puede considerarse un acto criminal”.

Según el Canal 7 israelí, esta es la primera vez que un tribunal israelí apoya la oración judía en este lugar sagrado de los musulmanes.

En una medida provocativa para los musulmanes, los colonos irrumpen en la Mezquita Al-Aqsa, casi a diario, en dos turnos, por la mañana y después del mediodía, a través de la puerta Mugrabí en el muro occidental de la mezquita, bajo la protección total de las fuerzas del régimen.

La policía israelí comenzó a permitir tales acciones en 2003, a pesar de las reiteradas condenas del Departamento de Dotación Islámica en Al-Quds.

tmv/rba