• El petrolero Grace1 retenido en el estrecho de Gibraltar, 6 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 17 de julio de 2019 15:18
Actualizada: miércoles, 17 de julio de 2019 18:03

Un grupo vinculado al servicio de inteligencia israelí (el Mossad) busca vías para vender el petrolero Grace 1 y su cargo, detenidos en el estrecho de Gibraltar.

El centro Shurat HaDin pidió el martes a la Corte Suprema gibraltareña que venda el incautado petrolero, vargado con crudo iraní, para indemnizar a la familia de una bebé israelí de tres meses que murió en octubre de 2014, supuestamente en un ataque de simpatizantes del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén).

La menor fallecida, sus padres y abuelos, todos tienen la ciudadanía estadounidense, por lo que la organización de abogados sionistas que defiende los crímenes de guerra israelíes y ataca a colectivos propalestinos, interpuso una demanda ante un tribunal de EE.UU. y ganó en 2017 una sentencia judicial contra Irán y Siria por la muerte de la menor de edad.

De acuerdo con el fallo del Tribunal de Distrito de Washington, Irán y Siria deben pagar 178.5 millones de dólares para indemnizar a la familia por el apoyo que brindan a los palestinos que resisten ante la ocupación israelí.

En tal sentido, Nitzana Darshan-Leitner, fundadora y directora de Shurat HaDin, dijo ayer martes a la agencia francesa de noticias AFP que la venta del barco, si lo ordenaba la Corte Suprema de Gibraltar, no aumentaría más de una fracción de lo otorgado por el Tribunal del Distrito de Columbia, “pero podría allanar el camino para la incautación de otros bienes iraníes”, recalcó.

La responsable del centro israelí de derecho, no obstante, desconoció si el tribunal celebraría o no una audiencia al respecto.

El portal de filtraciones WikiLeaks reveló en 2013 que Shurat HaDin es una organización que tiene vínculos con el Mossad tras publicar los cables de las embajadas estadounidenses. 

 

Los intentos para cubrir los daños a costa de Irán y Siria se realizan mientras los israelíes llevan a diario crímenes de lesa humanidad contra la nación palestina en sus propias tierras.

LEER MÁS: Militares israelíes disparan en la cabeza a un niño palestino

El Centro para los Derechos Humanos Al Mezan, con sede en la Franja de Gaza, reveló el pasado 9 de julio que las fuerzas israelíes asesinaron entre enero y junio, a 16 niños palestinos e hirieron a otros 1233 durante sus violentas represiones en el asediado enclave costero.

Las autoridades de Gibraltar (territorio británico de ultramar) anunciaron el pasado 4 de julio, la captura del petrolero, capaz de transportar dos millones de barriles de crudo, en el estrecho de Gibraltar, por supuestamente violar las sanciones de la Unión Europea (UE), transportando petróleo iraní a Siria.

Teherán desmiente la versión europea y asegura que la embarcación en cuestión no iba hacia Siria. Asimismo, amenaza con medidas recíprocas y promete detener un petrolero británico si entra en la zona.

Las autoridades iraníes dicen que la incautación se produjo a petición de Estados Unidos, que busca “reducir a cero” las exportaciones petroleras iraníes como parte de sus sanciones extraterritoriales contra el país persa.

El Líder iraní, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, a su vez, afirmó el misma jornada del martes que Irán no dejará sin respuesta “la maligna piratería británica” en Gibraltar.

ask/fmk/alg

Comentarios