• Soldados israelíes patrullan en la ciudad cisjordana de Al-Jalil (Hebrón).
Publicada: miércoles, 17 de julio de 2019 6:06
Actualizada: miércoles, 17 de julio de 2019 9:44

El ejército de Israel planea fortalecer la seguridad de sistemas de antimisiles de sus sitios clave, por temor a la nueva advertencia del líder de Hezbolá.

El secretario del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasralá, destacó el pasado viernes la alta capacidad de los misiles de la Resistencia libanesa y afirmó que Israel a día de hoy es más débil que una telaraña.

Nasralá, de hecho, recalcó en la amenaza que representan los misiles de Hezbolá para los puntos estratégicos ribereños de los territorios ocupados por Israel, desde la ciudad de Nentanya hasta Ashdod.

LEER MÁS: Nasralá: Centros clave de Israel en la mira de misiles de Hezbolá

En reacción, el comando del frente civil de las fuerzas israelíes ha anunciado que se está desarrollando un plan para fortalecer la seguridad de los sistemas antimisiles de 20 centros neurálgicos israelíes que podrían ser objeto de los ataques de Hezbolá, según reportó el martes el diario local Haartez.

De acuerdo con el comando, el daño que pudieran ocasionar los ataques de Hezbolá a estos sitios podría afectar a la vida cotidiana de las zonas aledañas a estos lugares estratégicos durante un largo período de tiempo.

Esa decisión en parte también se debe al informe de 2016 de la contraloría de Israel que precisaba la existencia de fallas en los sistemas de seguridad y defensa de las baterías de antimisiles.

Al detallar el plan en cuestión, Haartez informó de que los militares construirán muros de hormigón armado, reforzarán los techos e instalarán puertas a prueba de explosión y protección antimetralla.

El incremento exponencial de la capacidad militar de Hezbolá, como una medida disuasiva, ha inquietado y alarmado a los israelíes en los últimos años.

De hecho, varias figuras israelíes han reconocido el poderío militar de Hezbolá al estimar que el citado movimiento cuenta en sus almacenes con aproximadamente 150 000 misiles y su uso podría significar un importante quebradero de cabeza para el régimen de Tel Aviv, que incluso podría allanar el camino a su derrocamiento. 

LEER MÁS: Comandante israelí: Futura guerra con El Líbano será “la más dura”

Las fuerzas israelíes, perturbados por el desarrollo militar de Hezbolá, tratan de reforzar la preparación castrense de sus efectivos con maniobras de gran envergadura y simulaciones de todo tipo de escenarios posibles de cara a una acción bélica en El Líbano.

Sin embargo, figuras del movimiento libanés han alertado que los israelíes recibirán una severa respuesta militar, en caso de que atrevan a atacar El Líbano.

tqi/krd/mkh

Comentarios