• Vista de la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) ocupado por el régimen de Israel.
Publicada: domingo, 16 de diciembre de 2018 9:12

La Liga Árabe (LA) condena a Australia por reconocer Al-Quds (Jerusalén) como capital israelí, lo que tacha de “grave violación” del derecho internacional.

El secretario general adjunto de la Liga Árabe para Asuntos de Palestina y los Territorios Árabes Ocupados, Said Abu Ali, afirmó ayer sábado que la decisión de Australia supone una “agresión a los derechos del pueblo palestino” y “afecta a los derechos, sentimientos y lugares sagrados de los árabes”, tanto cristianos como musulmanes.

“Esta decisión representa una alineación descarada con las posturas y políticas de la ocupación israelí”, denunció Abu Ali, dejando claro el categórico rechazo del organismo al anuncio por el primer ministro australiano, Scott Morrison, de la consideración de la ciudad palestina de Al-Quds por Australia como capital del régimen israelí.

En declaraciones a periodistas, el representante de la Liga Árabe consideró que el cambio de estatus de Al-Quds por parte de Canberra fomenta la “continua hostilidad creciente” al pueblo palestino.

Esta decisión representa una alineación descarada con las posturas y políticas de la ocupación israelí”, ha denunciado el secretario general adjunto de la Liga Árabe (LA) para Asuntos de Palestina y los Territorios Árabes Ocupados, Said Abu Ali, para condenar la decisión de Australia de declarar capital israelí la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén).

 

Tal decisión, pronosticó el diplomático, tendrá consecuencias en el conflicto palestino-israelí y contribuirá “al deterioro de los horizontes de paz”.

Abu Ali advirtió asimismo de que la decisión tendrá influencia en las relaciones árabo-australianas, advertencia similar a la hecha al presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, quien también pretende trasladar a Al-Quds su misión diplomática de Tel Aviv.

La anunciada medida de Australia se suma a la ya consumada decisión impulsada por Estados Unidos, presidido por Donald Trump, que han seguido también países como Guatemala.

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, subrayó por su parte ayer sábado que los palestinos perciben que, en la decisión de Canberra, “una política interior mezquina lleva a una política irresponsable, contraria a la paz y la seguridad mundiales”.

krd/mla/mjs/msf

Comentarios