• El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, habla con la prensa en Ramalá, 11 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 15 de diciembre de 2018 15:34
Actualizada: domingo, 16 de diciembre de 2018 17:39

Palestina condena el “anuncio irresponsable” del Gobierno australiano, que emulando a EE.UU. ha declarado la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) capital del régimen de Israel.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, ha anunciado este sábado que su país reconoce formalmente la parte occidental de la ciudad de Al-Quds como capital israelí y que reconocerá el este como capital de Palestina “solo cuando haya una solución de dos Estados”.

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, denuncia que esta polémica medida secunda “políticas irresponsables” que socavan la paz y seguridad mundial.

“Desde el principio consideramos que la decisión del Gobierno australiano de reconocer Jerusalén como capital de Israel está motivada por cuestiones mezquinas de política interior que llevan a políticas contra la paz y la seguridad en el mundo”, denuncia.

“Australia ha elegido unirse a Trump, a [el primer ministro israelí, Benjamín] Netanyahu y a otros dos gobiernos al votar en contra de la solución de dos Estados en una resolución de la Organizaciones las Naciones Unidas (ONU) apoyada por 156 naciones”, explica Erekat.

Australia ha elegido unirse a [el presidente de EE.UU., Donald] Trump, a [el primer ministro israelí, Benjamín] Netanyahu y a otros dos gobiernos al votar en contra de la solución de dos Estados en una resolución de la ONU”, aclara el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat.

 

La decisión de Australia sobre Al-Quds sigue la línea del Gobierno de Estados Unidos, presidido por Donald Trump, que en diciembre de 2017 anunció el traslado de su embajada. El anuncio generó duras críticas tanto de los palestinos, como de las organizaciones internacionales.

Erekat, además, ha criticado enérgicamente las políticas hostiles de la actual Administración australiana, pues se niega a reconocer a Palestina como un Estado, vota en los foros internacionales contra el derecho de los palestinos a la autodeterminación y continúa negociando con los asentamientos ilegales israelíes.

El alto responsable de OLP, del presidente palestino Mahmud Abás, insiste en que el estatuto final de toda la ciudad de Al-Quds se ha de determinar por medio de negociaciones.

myd/rba/nii/

Comentarios