• El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu (izda.), junto con el presidente estadounidense Donald Trump.
Publicada: viernes, 30 de noviembre de 2018 16:47

El premier israelí desempeñó un papel esencial para orientar al presidente de EE.UU. a favor de Bin Salman respecto al caso Khashoggi, publica un diario.

El diario Haaretz ha informado hoy viernes de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ayudó a “calmar la atmósfera” en Washington tras el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, crítico con la monarquía gobernante, según se cree por orden del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman.

Según el periodista Amos Harel, Netanyahu temía que como resultado del escándalo del caso Khashoggi pudiera producirse un cambio de régimen en Riad e Israel perdiese a uno de los actores regionales que, al igual que el régimen Tel Aviv, buscan ejercer presión sobre Irán y cambiar el equilibrio de poder de Oriente Medio.

“Israel está realizando una intensa actividad con el fin de crear alianzas regionales e internacionales que cambien el equilibrio a su favor”, se lee en el texto, cuyo autor asegura también que la actividad de Netanyahu en las esferas de poder de Washington ha sido decisiva a la hora de salvar a Bin Salman.

Israel está realizando una intensa actividad con el fin de crear alianzas regionales e internacionales que cambien el equilibrio a su favor”, ha publicado el diario israelí Haaretz.

 

Además, Harel afirma que Netanyahu, al igual que la Administración del presidente estadounidense Donald Trump, quiere mantener en poder a Bin Salman por temer que con el colapso del régimen saudí puedan llegar al poder personas de postura diferente a la del príncipe heredero.

Recientemente, después de que se revelaran las tensiones latentes en la familia real por el asesinato de Khashoggi —el 2 de octubre en el consulado de su país en Turquía—, varias fuentes cercanas a la monarquía han previsto la caída del gobernante de facto saudí.

hgn/mla/ahn/mkh

Comentarios