• Jordanos protestan y exigen la renuncia del primer ministro, Hani al Mulki, en Amman, 3 de junio de 2018.
Publicada: lunes, 4 de junio de 2018 9:28
Actualizada: lunes, 4 de junio de 2018 17:22

El régimen de Israel, EE.UU. y Arabia Saudí han estado provocando las protestas en Jordania porque éste participó en la cumbre de los países islámicos sobre Al-Quds.

Además de los mencionados, también los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Egipto estuvieron enojados por el hecho de que el rey jordano Abdolá II participara en la cumbre extraordinaria de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI), que abordó a finales del mes de mayo la violenta represión a los palestinos tras el traslado de la embajada de Estados Unidos a la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén).

Durante los últimos días dos acontecimientos han tenido lugar en Jordania; la exclusión de Amán del acuerdo entre Washington, Riad y El Cairo sobre el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Al-Quds, y el otro suceso ha sido las protestas en Jordania por razones económicas.

Aparentemente una cosa nada tiene que ver con la otra, pero el punto en común en ambos sucesos radica en el hecho de que si bien Jordania actúa como si fuera un país próspero, en realidad este reino árabe sobrevive gracias a la ayuda financiera de otros países, ha enfatizado este lunes un informe del diario israelí, Yedioth Ahronoth.

 

Así pues, el informe explica que los reyes jordanos a lo largo de muchos años lograron ganar el apoyo económico sobre todo de los países árabes del Golfo Pérsico, sin embargo de repente todo ha cambiado; Riad al coincidir con Washington sobre el traslado de la embajada se alejó de Amán, mientras El Cairo no dispone de tanto recurso económico como para seguir apoyando a Jordania, dos factores que desanimaron también a Abu Dabi para seguir con su respaldo al mencionado país árabe entrado ya en crisis política.

A todo ello se suma el enfado que sienten dichos aliados de Jordania por la cumbre que promovió en mayo mediante la cual fueron adoptadas medidas antisraelíes, recuerda el diario hebreo.

Después de cinco días de protestas airadas y sin precedentes en Jordania contra las políticas económicas del país, se espera que el rey Abdolá II solicite este lunes al primer ministro Hani al-Mulki que renuncie a su cargo.

aaf/ktg/mkh

Comentarios