• Ciudadanos mexicanos se congregan en la plaza del Zócalo, en la Ciudad de México, capital del país, mientras los padres de 43 normalistas mantienen una reunión con el presidente, Enrique Peña Nieto, 24 de septiembre de 2015.
Publicada: viernes, 25 de septiembre de 2015 3:10

Los padres de los 43 normalistas desaparecidos en el estado de Guerrero han denunciado maltratos en su reunión con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

Los familiares de los 43 estudiantes han afirmado este jueves haber sufrido maltratos por parte del personal de seguridad a su llegada a la reunión con el jefe de Estado en Ciudad de México, la capital del país.

Además, han criticado que el dignatario no se haya comprometido a cumplir ninguna de las exigencias que le plantearon durante la cita y han rechazado la creación de una fiscalía especializada que se encargue de la búsqueda de los jóvenes desaparecidos, ordenada por Peña Nieto.

Durante el encuentro, el jefe de Estado mexicano ha declarado que el caso de la escuela de Ayotzinapa sigue abierto y ha dado instrucciones de que se pongan en claro los hallazgos y se identifique a los responsables del incidente.

Asimismo, ha anunciado formulas para incorporar las recomendaciones e investigaciones del grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El mandatario también ha informado de que continuarán los esfuerzos para determinar lo ocurrido respecto a los estudiantes, para luego enfatizar la necesidad de atender a todos los afectados.

Después de la reunión, los padres de los 43 estudiantes han ofrecido una conferencia de prensa en la que han subrayado la insensibilidad por parte del Gobierno en relación con las pesquisas sobre la suerte de sus hijos.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto.

 

Este encuentro ha tenido lugar a pocos días del primer aniversario de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa en la ciudad de Iguala, el 26 de septiembre de 2014, cuando un grupo de policías locales capturó a los alumnos y los entregó al Cártel Guerreros Unidos, que asegura haberlos matado e incinerado sus cuerpos en un basurero.

Esta tragedia ha levantado masivas marchas de protestas en México y ha expuesto al Gobierno de Peña Nieto a duras críticas nacionales e internacionales por la ausencia de justicia en el caso de los estudiantes.

En este sentido, según un sondeo de opinión del Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) revelado el miércoles, un 79,2 por ciento de los mexicanos cree que los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa están muertos.

Los padres de los 43 normalistas comenzaron el miércoles un ayuno de 43 horas en la Ciudad de México para pedir pruebas de vida antes de entrevistarse con el presidente del país.

A finales de agosto, Amnistía Internacional (AI) anunció que había lanzado una campaña de cartas en español en Internet, denominada #Noesnormal, para exigir a Peña Nieto que se investiguen adecuadamente los casos de miles de desaparecidos, incluido el de Ayotzinapa.

El pasado 17 de septiembre, las fuerzas de seguridad mexicanas detuvieron a un presunto miembro del Cártel Guerreros Unidos, identificado como Gilgardo López Astudillo, alias el "Gil", por estar involucrado en la desaparición de los 43 estudiantes.

ftn/mla/hnb

Comentarios