• Helicópteros Mi-8MTV-5 de fabricación rusa aterrizan en las afueras de Moscú, capital rusa.
Publicada: viernes, 7 de febrero de 2020 15:21
Actualizada: viernes, 7 de febrero de 2020 15:45

Rusia refuerza sus lazos bilaterales con México a través de la venta de un lote de helicópteros militares, la abolición de visados y el apoyo económico.

El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, se reunió el jueves con su homólogo mexicano, Marcelo Ebrard, y en una rueda de prensa, anunció amplios campos de cooperación en su visita al país latinoamericano que la cataloga como “productiva”.

En cuanto a la cooperación técnico-militar, el ministro ruso declaró que México está negociando con Rusia para firmar nuevos contratos para comprar un lote de helicópteros militares de fabricación rusa.

En este sentido, Lavrov indicó que un nuevo acuerdo de suministro con el exportador de armas Rosoboronexport de Rusia podría seguir a una compra de unos 50 helicópteros rusos.

En cuanto a las perspectivas, México está considerando propuestas concretas de Rosoboronexport, incluidos contratos adicionales en el ámbito de suministros de helicópteros”, aseveró Lavrov en la rueda de prensa.

El alto cargo ruso recordó que los equipos militares rusos ocupan un puesto digno en el mercado de América Latina y resaltó que Rusia y México tienen buenas oportunidades para desarrollar la cooperación en el ámbito técnico-militar.

 

Además, los dos ministros abordaron la abolición del régimen de visados entre ambos países para aumentar el flujo de visitantes.

“Hemos hecho acuerdos sobre centros culturales, uso pacífico del espacio ultraterrestre, vínculos con agencias policiales para la lucha contra el terrorismo, además abarcamos la introducción sobre el régimen sin visado para nuestros ciudadanos”, mencionó el canciller ruso entre otros temas acordados en su viaje.

Lavrov aseguró que a Rusia “le interesa que América Latina y el Caribe sigan siendo un centro importante del orden mundial”.

La gira por América Latina del jefe de la Diplomacia rusa comenzó el miércoles en Cuba y finaliza este viernes en Venezuela, donde le recibirá el presidente venezolano, en un gesto que se interpreta como un apoyo explícito al Gobierno de Nicolás Maduro.

La visita se realiza mientras EE.UU. siempre ha mostrado su preocupación por el acercamiento de algunos poderes como Rusia, China e Irán a esta región, donde según analistas Washington ve que está perdiendo su dominio.

 

tmv/lvs/mjs/mrg

Comentarios