• México niega condición de “tercer país seguro” para migrantes
Publicada: martes, 25 de diciembre de 2018 2:23
Actualizada: miércoles, 26 de diciembre de 2018 3:14

México reitera su rechazo a la imposición por Washington de que se declare ‘tercer país seguro’ y acoja a los migrantes varados en la frontera con EE.UU.

El ministro mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, subrayó el lunes que México no ha aceptado “en ninguna condición, ni de jure ni de facto”, el estatus de “tercer país seguro” para personas que entren en territorio mexicano buscando acceder al de Estados Unidos.

La semana pasada, el presidente de EE.UU., Donald Trump, declaró a México país seguro, apto para acoger a los migrantes centroamericanos a cuyas peticiones de asilo no dé respuesta Washington. El Ejecutivo mexicano, no obstante, no tardó en rechazar un acuerdo de tal naturaleza.

El jueves 20, el encargado de negocios de la embajada de EE.UU. en Ciudad de México volvió a enviar a la Cancillería mexicana una comunicación referida a una sección de una ley de inmigración exclusiva de Washington insistiendo a su vecino del sur que adopte esa resolución y acepte a los migrantes varados en la frontera común.

 

Ebrard explica que aceptar el estatus de tercer país seguro obliga a otorgar refugio a todos los migrantes no mexicanos que sean deportados de EE.UU. “Es por ello que no aceptamos un tratado de esta naturaleza”, enfatizó.

A pesar de ello, el máximo diplomático mexicano aseguró que su país está comprometido con “la protección más amplia de los derechos humanos de las personas migrantes” que se encuentran en territorio mexicano, así como con la ayuda humanitaria “que requiere para salvaguardar su integridad personal y familiar”.

El 9 de noviembre, Trump firmó un decreto que niega el derecho a solicitar asilo a los inmigrantes “irregulares”, en momentos en que miles de ciudadanos centroamericanos se dirigían en caravanas hacia EE.UU. escapando de la violencia y la pobreza. No obstante, un juez federal norteamericano suspendió la aplicación de ese controvertido decreto.

Para Amnistía Internacional y otras organizaciones defensoras de los migrantes, la expulsión de extranjeros por EE.UU. a México viola el derecho internacional, además de ser “cruel” e “inhumana”.

ftm/mla/jrd/hnb

Comentarios