• El canciller mexicano, Luis Videgaray, habla durante una conferencia de prensa en la Ciudad de Guatemala, captal guatemalteca, 10 de julio de 2018.
Publicada: miércoles, 11 de julio de 2018 16:48

La separación de niños inmigrantes de sus familias es ‘cruel e inhumana’, dice el canciller mexicano de la política de tolerancia cero de Donald Trump.

“Quiero, a nombre del Gobierno y del pueblo de México, expresar nuestra más categórica y enérgica condena a una política cruel e inhumana”, declaró el martes el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, en una conferencia de prensa tras una cumbre regional en Guatemala sobre la separación de las familias emigrantes a Estados Unidos.

El encuentro, al que asistieron los cancilleres de El Salvador, Honduras y Guatemala y la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Kirstjen Nielsen, se había convocado “para tomar acciones concretas: en primer lugar, evitar que esto vuelva a ocurrir, y en segundo lugar lograr una pronta reunificación de los niños que están separados”, dijo Videgaray.

“No podemos ser indiferentes ante un hecho que claramente representa una violación de los derechos humanos” y deja a los menores emigrantes en una “situación de vulnerabilidad”, destacó el funcionario en Ciudad de Guatemala.

Quiero, a nombre del Gobierno y del pueblo de México, expresar nuestra más categórica y enérgica condena a una política cruel e inhumana”, dice el canciller mexicano, Luis Videgaray, sobre la separación de familias emigrantes por Estados Unidos.

 

Además, el canciller mexicano subrayó que no son solo los casi 3000 niños separados recientemente de sus padres al entrar en EE.UU. entre mayo y el 20 de junio de este año, “sino también hay ahí más de 10 000 niños que fueron separados de sus padres antes de emprender el viaje” al norte, en alusión a los menores de edad que emigran solos.

Las autoridades estadounidenses separan a las familias sin papeles en la frontera con México en virtud del principio de “tolerancia cero” del inquilino de la Casa Blanca, lo que implica tratar como criminales a los indocumentados que entran al país.

En junio, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) instó a Washington a dejar de lado esta práctica, considerando que se trata de algo “inadmisible”.

Videgaray añadió en la capital guatemalteca que los menores no acompañados separados por Washington “recorrieron un camino peligroso, un camino extraordinariamente difícil y, como aún no se logra la reunificación familiar de ellos, muchos de ellos llevan años en albergues de los EE.UU.”.

En la cumbre, resaltó el secretario de Estado mexicano, los representantes de los cinco Gobiernos se comprometieron a trabajar juntos para lograr la pronta reunificación de todos los menores con sus familias, además de emprender acciones contra los traficantes de personas.

mtk/mla/tmv/mkh

Comentarios