• El ayatolá Seyed Ali Sistani recibe al jefe de la UNAOC, Miguel Moratinos, y la representante especial de la ONU para Irak, Jeanine Hennis-Plasschaert.
Publicada: jueves, 8 de diciembre de 2022 0:43

El máximo clérigo chií de Irak, el ayatolá Seyed Ali Sistani, pide promover la cultura de la coexistencia y evitar el discurso de odio e incitación a la violencia.

El destacado clérigo ha recibido este miércoles en la ciudad iraquí de Nayaf a una delegación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), encabezada por el alto representante de esta entidad para la Alianza de Civilizaciones (UNAOC, por sus siglas en inglés), Miguel Ángel Moratinos, y la representante especial de las Naciones Unidas para Irak, Jeanine Hennis-Plasschaert.

Durante el encuentro, el ayatolá Sistani ha destacado la importancia de los esfuerzos destinados a rechazar la violencia y el odio, y promover una cultura de coexistencia pacífica y defender los valores de armonía basados ​​en la atención a los derechos y el respeto mutuo entre los seguidores de diferentes religiones.

Las tragedias que sufren muchas personas y grupos étnicos son el resultado de persecuciones intelectuales y religiosas practicadas contra ellos, así como de la injusticia social”, ha subrayado el alto clérigo iraquí. Ha agregado que tales tragedias han provocado el surgimiento de movimientos extremistas que utilizan la violencia ciega contra la población civil indefensa, así como contra centros religiosos y sitios arqueológicos.

Al remarcar la necesidad de abordar las causas fundamentales de estos fenómenos, el máximo clérigo acentuado que se necesitan esfuerzos para garantizar la realización de la justicia y la paz en las sociedades.

UNAOC, conmovida por el enfoque moderado de ayatolá Sistani

La ONU, por su parte, ha emitido un comunicado sobre la reunión, señalando que Moratinos ha elogiado la “sabiduría y compasión” del gran ayatolá Sistani.

“Expresó lo profundamente conmovido que estaba por el enfoque moderado de Su Eminencia y los llamados constantes al respeto mutuo y la unidad para que prevalezcan en apoyo de la diversidad y la convivencia pacífica”, se lee en el comunicado, citando a Moratinos.

Los funcionarios de la ONU también presentaron el “Plan de Acción de las Naciones Unidas para Salvaguardar los Sitios Religiosos” durante la visita. Se trata de un plan de acción que se desarrolló en 2019 a raíz de los ataques a mezquitas en la ciudad neozelandesa de Christchurch, y es un llamado global para garantizar que a las personas se les permita practicar su fe y sus rituales en paz.

El ayatolá Sistani desempeñó un papel crucial en la derrota de Daesh en Irak al emitir en 2014 una fatwa (decreto religioso) que llevó a la formación de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), que lucharon contra los extremistas takfiríes en Irak y luego se incorporaron a las Fuerzas Armadas del país por un decreto del entonces primer ministro Haidar al-Abadi.

msm/ncl/mkh