• Combatientes de Al-Hashad Al-Shabi avanzan por una calle en la ciudad de Tal Afar, al oeste de Mosul, 26 de agosto de 2017.
Publicada: viernes, 9 de marzo de 2018 3:06
Actualizada: viernes, 9 de marzo de 2018 7:11

El primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi, emitió el jueves un decreto ordenando la inclusión formal de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) en las Fuerzas Armadas del país, y bajo su mando como comandante en jefe de las tropas de seguridad.

“El primer ministro y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Haidar al-Abadi, ha emitido el reglamento para regularizar la situación de las Unidades de Movilización Popular”, indicó su oficina a través de un mensaje en su cuenta oficial en la red social Twitter.

A partir de ahora estas fuerzas populares contarán con muchos de los mismos derechos que los miembros del Ejército, y también, recibirán salarios equivalentes a los miembros de las fuerzas armadas bajo el control del Ministerio de Defensa, según el decreto gubernamental.

Asimismo, los miembros de Al-Hashad Al-Shabi estarán sujetos a las leyes del servicio militar y tendrán acceso a institutos militares y universidades, según medios locales.

Las Unidades de Movilización Popular son una unidad de fuerzas populares compuesta por unos 40 grupos tribales, en su mayoría musulmanes chiíes, pero también, incluye a combatientes suníes y cristianos.

Esta organización popular se formó poco después de la gran ofensiva del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) contra Irak en junio de 2014, gracias a un fatwa (decreto religioso) lanzada por el máximo clérigo chií de Irak, el ayatolá Seyed Ali Sistani, que instaba a los ciudadanos a levantarse en armas y “luchar contra los terroristas para la defensa de su país, su pueblo y los lugares santos”.

El primer ministro y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Haidar al-Abadi, ha emitido el reglamento para regularizar la situación de las Unidades de Movilización Popular”, indicó la oficina del premier iraquí a través de un mensaje en su cuenta oficial en la red social Twitter.

 

El Parlamento, el Gobierno y muchas otras instituciones de Irak han elogiado los grandes sacrificios y las contribuciones hechos por Al-Hashad Al-Shabi al combate del EIIL y a la seguridad del país árabe.

El Parlamento iraquí aprobó en noviembre de 2016 un proyecto para reconocer a estas unidades populares como parte de las fuerzas oficiales por su papel en la ofensiva contra Daesh.

Desde que el primer ministro iraquí declaró el 9 de diciembre el “fin de la guerra” contra el EIIL en el país, las Unidades de Movilización Popular se han alzado para reconstruir Irak, adaptando sus habilidades al uso civil.

ftm/lvs/mjs/mkh

Comentarios