• Vehículos de EE.UU. en la base aérea de Ain al-Asad, en la provincia iraquí de Al-Anbar, 13 de enero de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 8 de mayo de 2021 4:49

La base militar estadounidense de Ain Al-Asad, en la provincia de Al-Anbar (oeste de Irak), ha vuelto a ser blanco de un ataque con cohetes esta semana.

El emplazamiento militar, ocupado por fuerzas estadounidenses, ha sido atacado la madrugada de este sábado (hora local), han informado medios iraquíes.

Los informes preliminares indican que la sirena de alerta de ataques con misiles ha sonado en Ain Al-Asad, no obstante, los sistemas de defensa aérea Patriot y C-RAM instalados recientemente en la base no pudieron interceptar ni destruir los cohetes.

Entre tanto, la cadena estatal yemení Al Masirah ha asegurado, citando el reporte de su corresponsal, que se han utilizado aviones no tripulados (drones) para realizar este ataque.

Es más, algunas otras fuentes también mencionan el uso de drones bombarderos. Hasta el momento, no se han proporcionado más detalles al respecto y ningún grupo se ha atribuido la autoría del asalto.

No es la primera vez que Ain Al-Asad es objeto de ataques; el pasado martes, dos cohetes Katyusha impactaron contra este centro militar, sin dejar víctimas ni daños materiales.

 

La ofensiva de este sábado es uno de los muchos registrados últimamente contra las bases y los convoyes logísticos de EE.UU. en Irak, cuyo pueblo exige la retirada de las fuerzas extranjeras de su país.

Al respecto, en enero de 2020, el Parlamento de Irak aprobó una resolución que pedía al Gobierno tramitar con urgencia la salida de las fuerzas extranjeras, incluidas las norteamericanas, pero recién el mes pasado Washington acordó con Irak la retirada de “todas” sus tropas de combate del país árabe.

Sin embargo, todo parece indicar que el Gobierno estadounidense, presidido por Joe Biden, no está determinado en cumplir su decisión, pues el jefe del Comando Central de EE.UU. (Centcom, por sus siglas en inglés), el general Kenneth F. McKenzie, ha anunciado recientemente que Washington no reducirá el número de sus fuerzas en Irak, “en base a la voluntad del Gobierno iraquí”.

Con todo, las fuerzas populares iraquíes advierten a Washington que, si no retira todas sus tropas de Irak, recurrirán al método de los afganos para expulsarlas.

ftn/ncl/mkh