• Miembros del grupo terrorista Daesh en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak. (Foto: Reuters)
Publicada: domingo, 29 de noviembre de 2020 18:46
Actualizada: domingo, 29 de noviembre de 2020 21:42

Un muftí del grupo terrorista Daesh en Irak desvela nuevos detalles del apoyo de Arabia Saudí a los extremistas, reporta este domingo el portal libanés ‘Al Ahed’.

Shifa al-Nima, también conocido como Abu Abdul Bari, un muftí y juez de Daesh en la provincia iraquí de Nínive, confesó que viajó en dos ocasiones a Arabia Saudí para pedir dinero.

En su primer viaje, realizado en 2006, Al-Nima se reunió con una persona, identificada como Abu Mustafá al-Iraquí, en la ciudad saudí de La Meca.

“El año 2006 fue testigo de una gran progresión de los grupos armados, cuando conocí a Abu Mustafá al-Iraquí, que tiene ciudadanía europea, en La Meca, y me preguntó sobre los detalles de los grupos armados en Irak y cómo apoyarlos y, de hecho, obtuve suficiente dinero”, dijo.

El muftí de Daesh dio a conocer que, en su segunda visita, “se reunió con un clérigo saudí anciano y le pidió apoyo financiero para la continuación de la actividad armada en Irak”. “Obtuve lo que quería”, aclaró.

 

De acuerdo con varios informes y revelaciones, similares a la hecha por Al-Nima, Arabia Saudí ha sido el principal patrocinador de los grupos extremistas en la región de Asia Occidental, y se vale del wahabismo y de los grupos radicales como instrumento para aumentar su influencia en la zona.

En Irak, conforme indicó en su día el diario británico The Independent en un informe, el régimen de los Al Saud ayudó a la agrupación extremista Daesh a apoderarse de la zona norte del país árabe.

Riad también brinda respaldo militar y armamentístico a los terroristas de Daesh y Al-Qaeda en otros países, incluido Yemen, donde el propio régimen saudí mantiene una campaña de agresión que data de hace cinco años.

Es más, la Cancillería yemení denunció en octubre que el Ejército y los comités populares confiscaron grandes cantidades de armas y equipos militares a los terroristas, que solo poseen algunos países, como Arabia Saudí y EE.UU., lo que confirma sus vínculos con ambas bandas takfiríes, repudió.

Por otra parte, de acuerdo con un reporte publicado en 2018 por Amnistía Internacional (AI), las autoridades saudíes han enviado un gran volumen de armas y municiones a las regiones controladas por Daesh en Siria.

tqi/anz/fmk/mkh