• Las fuerzas iraquíes excavan una fosa común con víctimas del grupo terrorista Daesh en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.
Publicada: martes, 21 de mayo de 2019 15:14

Un equipo de la ONU ha descubierto 12 fosas comunes en Irak que albergaban los restos mortales de civiles asesinados por el grupo terrorista Daesh.

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) recogido el lunes por la agencia AFP, estas fosas fueron excavadas durante una misión del ente internacional para investigar los crímenes cometidos por los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) en el país árabe.

El jefe del aludido equipo de la ONU, el británico Karim Asad Ahmad Jan, indicó que se han iniciado tres investigaciones en Irak, a saber: la masacre de miembros de la minoría izadí en 2014, los crímenes cometidos en la ciudad norteña de Mosul entre 2014 y 2016, y la matanza de soldados iraquíes en la ciudad de Tikrit en 2014, todos ellos perpetrados por la banda terrorista Daesh.

De acuerdo con el referido reporte, el citado equipo, compuesto por 48 miembros, comenzó su misión en Irak en octubre de 2017 con el descubrimiento de la primera fosa común en la aldea de Kojo, en la región de Sinyar, en el noroeste de Irak, que contenía víctimas de Daesh y que fue desenterrada entre los pasados meses de marzo y abril.

 

Los investigadores de la ONU están, además, recopilando los relatos “de primera mano” de los testigos y sobrevivientes que fueron objeto de distintas violaciones durante el dominio de esta agrupación terrorista en el país árabe.

“En Mosul, Tikrit, Dohuk y otras partes de Irak, las víctimas han contado desgarradores relatos de su sufrimiento, de comunidades enteras borradas, y de mujeres y niñas tomadas como esclavas”, destacó Ahmad Jan.

Conforme al reporte de la ONU, el equipo también está negociando con las autoridades iraquíes la entrega a tribunales internacionales de una serie de documentos que podrían probar los crímenes cometidos por los terroristas de Daesh en Irak.

A principios de diciembre de 2017, el Gobierno de Bagdad anunció el fin de la guerra contra el EIIL después de que las fuerzas iraquíes acabaran con los terroristas en la mayoría del país árabe. No obstante, unas células aisladas vinculadas a esta banda mantienen una presencia limitada en zonas desérticas cerca de la frontera siria con Irak.

myd/anz/snz/rba

Comentarios