• El ministro de Asuntos Exteriores de Irak, Muhamad Ali al-Hakim.
Publicada: jueves, 3 de enero de 2019 10:43
Actualizada: jueves, 3 de enero de 2019 18:11

Irak resalta que no está obligado a acatar embargos unilaterales de EE.UU. contra Irán e insiste en que buscará vías para mantener lazos comerciales con Teherán.

“Estas sanciones, el asedio, o lo que se llama el embargo, son unilaterales, no internacionales. No estamos obligados a cumplir con ellos”, recalcó el ministro de Asuntos Exteriores de Irak, Muhamad Ali al-Hakim.

En declaraciones ofrecidas el miércoles a los periodistas, Al-Hakim puso de manifiesto que Irak está evaluando posibles opciones para evitar tales restricciones y seguir las relaciones comerciales con Irán.

Por ello, Bagdad y Teherán están discutiendo un plan para continuar el comercio usando la moneda nacional iraquí, el dinar, en lugar del dólar estadounidense, detalló el jefe de la Diplomacia de Irak.

Estas sanciones, el asedio, o lo que se llama el embargo, son unilaterales, no internacionales. No estamos obligados a cumplir con ellos”, recalca el canciller de Irak, Muhamad Ali al-Hakim, en alusión a sanciones impuestas por parte de EE.UU. contra Irán. 

 

El pasado 5 de noviembre, EE.UU. volvió a reimponer de manera unilateral todas las sanciones a Irán que se habían levantado en virtud del histórico acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 —que entonces integraban EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania— con el objetivo de aislar a los sectores crediticio y de trasportes de Irán, y recortar sus exportaciones petroleras.

Sin embargo, Washington aceptó dar exenciones a Irak de las sanciones contra Irán para que el país árabe continúe importando electricidad y gas de la República Islámica.

Por su parte, el primer ministro iraquí, Adel Abdul-Mahdi, ha aseverado que Bagdad “no participará en el régimen de sanciones” a Teherán, postura similar a la de la Unión Europea (UE), Rusia y China.

Teherán, a su vez, ha asegurado que resistirá a las sanciones de Washington en su contra, y denuncia que la política de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, viola el derecho internacional.

fmk/rha/msm/hnb

Comentarios