• El primer ministro de la República Checa, Bohuslav Sobotka.
Publicada: lunes, 14 de noviembre de 2016 8:11

El primer ministro de Chequia, Bohuslav Sobotka, descartó el domingo el despliegue de un radar estadounidense en su suelo.

El jefe del Gobierno checo, en un debate televisivo, rechazó la idea planteada por personas cercanas al nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, de que en la República Checa se iba a instalar un elemento clave del sistema de defensa antimisiles de EE.UU.

"Mi opinión sobre esto es negativa. Creo que ahora tenemos unos problemas de seguridad completamente distintos", dijo, respondiendo al exalcalde de Nueva York (noreste de EE.UU.) y uno de los líderes del equipo de transición de Trump, Rudy Giuliani, quien planteó la idea.

"Mi opinión sobre esto es negativa. Creo que ahora tenemos unos problemas de seguridad completamente distintos", dijo el primer ministro de Chequia, Bohuslav Sobotka.

Durante el debate, Miroslava Nemcova, una parlamentaria checa, apoyó, no obstante, la propuesta de Giuliani y expresó su esperanza de que el presidente checo, Milos Zeman, firme un pacto con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, para permitir el despliegue de dicho radar.

 

El primer ministro de la República Checa recordó, empero, que la instalación del radar significaría una escalada aun mayor de las tensiones con Rusia, algo que no beneficiaría ni a Rusia ni a los países occidentales.

Además, urgió al Occidente a aprovecharse de la ventana abierta tras la llegada de Trump a la Casa Blanca para resolver las diferencias con Rusia y disminuir las tensiones.

"El radar significaría una escalada aun mayor de las tensiones con Rusia. Mientras, necesitamos aprovechar la ventana que se ha abierto tras la elección de Donald Trump para que EE.UU. y Rusia se sienten a una misma mesa", afirmó.

Por último, reiteró que para la República Checa y Europa en general no existe cuestión más crucial que poner fin a la guerra en Siria, lo que a su vez disminuiría drásticamente la cantidad de los refugiados que vienen a los países europeos.

hgn/nii/

Comentarios