• Soldados estadounidenses en tanques M1A2 SEP participan en unas maniobras de la OTAN celebradas en Alemania, mayo de 2017.
Publicada: jueves, 31 de mayo de 2018 4:42

Rusia denuncia que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) lucha contra ‘amenazas míticas’ en lugar de tratar los retos actuales y verosímiles.

“La Alianza (Atlántica) no se integra en los esfuerzos internacionales amplios para neutralizar las nuevas amenazas y retos, sino que, está repeliendo una amenaza mítica de Oriente que no existe”, ha indicado el vicecanciller ruso, Alexander Grushkó, al diario local Izvestia.

En la entrevista publicada este jueves, el diplomático señala que el bloque militar occidental despliega sus fuerzas en la región, creando así un “Schengen militar”, so pretexto de “contrarrestar a un gran enemigo” en Oriente y “proteger” a los países que supuestamente están amenazados por Rusia.

Si bien, ha añadido Grushkó, la amenaza de la que habla la OTAN “no está vinculada de ningún modo con los retos a amenazas reales”.

A su juicio, el deterioro de las relaciones bilaterales entre Moscú y la Alianza Atlántica tiene sus raíces en el hecho de que Estados Unidos y sus aliados no han podido “adaptarse a las nuevas condiciones de seguridad”.

La Alianza (Atlántica) no se integra en los esfuerzos internacionales amplios para neutralizar las nuevas amenazas y retos, sino que está repeliendo una amenaza mítica de Oriente que no existe”, ha indicado el vicecanciller ruso, Alexander Grushkó.

 

Pese a todo eso, el vicecanciller ruso ha transmitido la voluntad del país de “dialogar” con la OTAN, sin que los intereses nacionales rusos sean afectados. Al contrario, Rusia devolverá el golpe y defenderá sus intereses con todas sus fuerzas, ha prometido Grushkó.

Rusia y el Occidente siguen sin poder superar las tensiones que surgieron después de la crisis de Ucrania y la anexión de Crimea a Rusia en 2014, una situación que se agudizó con la posterior militarización de Europa por parte de la OTAN, con Washington a la cabeza.

Moscú ha advertido en reiteradas ocasiones a la Alianza Atlántica que su creciente presencia militar cerca de sus fronteras, con el pretexto de contrarrestar cualquier amenaza rusa, solo desestabilizan la región, escalan la tensión y ponen en peligro la seguridad nacional de Rusia.

ask/lvs/mkh

Comentarios