• El alto negociador iraní, Seyed Abás Araqchi, ante la Asamblea de Expertos de Irán, 2 de septiembre 2015
Publicada: miércoles, 2 de septiembre de 2015 15:25
Actualizada: jueves, 3 de septiembre de 2015 10:34

El enriquecimiento de uranio no se suspenderá ni solo un día en Irán, asegura el alto negociador iraní Seyed Abás Araqchi.

Ante la Asamblea de Expertos de Irán, el alto cargo ha señalado este miércoles que el equipo negociador persa respetó las líneas rojas establecidas por el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

El equipo negociador persa respetó las líneas rojas establecidas por el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, asegura el alto negociador iraní Seyed Abás Araqchi.

Según Araqchi, entre dichas líneas rojas se halla el derecho de enriquecimiento de uranio en Irán, que no cesó ni solo un día debido a los esfuerzos del equipo negociador.

Además, ha afirmado que "el levantamiento de las sanciones injustas tanto económicas como financieras se realizaron en el marco de mismas directrices, mientras que las sanciones militares quedarán sin efecto gradualmente".

El vicecanciller iraní, Seyed Abás Araqchi, ante la Asamblea de Expertos de Irán, 2 de septiembre 2015

 

En lo relacionado al tema de las inspecciones a las actividades pacíficas nucleares del país persa, el vicecanciller ha señalado que aceptar más supervisiones a las actividades nucleares no se considera una preocupación para la parte iraní, puesto que Teherán no lleva adelante planes nucleares secretos.

En cuanto al tema de más extensas inspecciones de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) al programa nuclear de Teherán, el titular persa ha asegurado que antes del aceptar el JCPOA todos los asuntos de seguridad se revisaron con organismos relacionados, entre ellos la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI) y los Ministerios de Inteligencia y de Defensa iraníes.

Tras alcanzar el pasado 14 de julio el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), Irán y AIEA firmaron en la misma jornada una hoja de ruta para despejar las posibles dudas sobre la naturaleza pacífica del programa de energía nuclear del país persa.

nas/ctl/nal/msf