• El jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi.
Publicada: miércoles, 22 de agosto de 2018 13:52
Actualizada: miércoles, 22 de agosto de 2018 18:28

Irán recurrirá a Londres en lugar de Washington para reconstruir el reactor de Arak tras la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear, anuncia un alto cargo persa.

“Estados Unidos ha sido reemplazado por el Reino Unido en un grupo de trabajo que tiene la tarea de reconstruir el reactor de agua pesada de Arak”, ha hecho público hoy miércoles el presidente de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi, al margen de una ceremonia de rezo colectivo del Eid al-Adha (la gran fiesta islámica del Sacrificio).

Interrogado por la Organización de Radio y Televisión de la República Islámica de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés), el alto funcionario ha puesto de relieve que la reimposición de sanciones a Irán por EE.UU. no ha tenido efecto alguno en las actividades nucleares del país persa.

Pese a la retirada unilateral de Washington del acuerdo entre Irán y el Grupo 5+1 formado en 2015 por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania, el sector nuclear iraní no ha experimentado problemas en la exploración, la investigación, el desarrollo ni en la construcción de nuevas centrales eléctricas, ha sostenido Salehi.

“La mayor parte de nuestros proyectos son de desarrollo nacional o se están llevando a cabo en cooperación con países como Rusia, que está cumpliendo sus compromisos”, ha indicado además el presidente de la OEAI.

Estados Unidos ha sido reemplazado por el Reino Unido en un grupo de trabajo que tiene la tarea de reconstruir el reactor de agua pesada de Arak”, declara el jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi. 

 

Entre las actividades de Irán basadas en su industria nuclear que siguen sin alteración, el responsable persa ha destacado la producción de medicinas y la construcción de instalaciones hospitalarias, además de informar del enriquecimiento de nuevos elementos.

Esta capacidad, ha señalado Salehi, se ha desarrollado con la ayuda de Moscú, convirtiéndose Irán en uno de los pocos países que puede producir isótopos estables y enriquecer elementos como el xenón y el telurio.

Al anunciar su salida del acuerdo nuclear, EE.UU. amenazó con aplicar duras sanciones a Irán, mientras paralelamente planteaba una lista de 12 exigencias para un nuevo pacto con el que evitarlas, incluidas dejar de enriquecer uranio y cerrar el reactor de agua pesada de Arak.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) ha confirmado sin embargo varias veces que Irán no ha excedido los topes acordados para sus reservas de uranio poco enriquecido y de agua pesada, ni ha enriquecido uranio más allá del límite de 3,67 por ciento de pureza convenido en el acuerdo nuclear.

Por su parte, Teherán, además de tachar las condiciones de Washington de “amenazas ilegales”, insiste en que la postura de EE.UU. constituye una “injerencia flagrante” en sus asuntos internos.

fmk/mla/mjs/mkh

Comentarios