• El canciller británico, Jeremy Hunt, Londres, 9 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 11 de octubre de 2018 0:30

El canciller británico, Jeremy Hunt, pide a Arabia Saudí que aclare las denuncias sobre la presunta muerte del periodista Jashoggi en su consulado en Turquía.

En una llamada telefónica, el ministro de Exteriores del Reino Unido a su homólogo saudí, Adel al-Yubeir, primero, puso de relieve que los lazos de amistad Londres-Riad dependen de “valores compartidos” y, luego, exigió “respuestas urgentes” sobre las afirmaciones de que un escuadrón saudí podría estar involucrado en la desaparición y posible asesinato del periodista Yamal Jashoggi.

“Acabo de comunicarme con el embajador saudí para abordar respuestas urgentes sobre Yamal Jashoggi. La violencia contra los periodistas en todo el mundo está aumentando y es una grave amenaza para la libertad de expresión. Si los informes de los medios resultan ser correctos, trataremos el incidente con seriedad: las amistades dependen de valores compartidos”, escribió el martes Hunt en Twitter.

Jashoggi, columnista del diario estadounidense The Washington Post y crítico de la monarquía de los Al Saud, acudió el pasado 2 de octubre al consulado saudí en Estambul (Turquía) y, desde entonces, no se sabe nada de él. Aunque Riad dice que el periodista abandonó ese mismo día sus instalaciones, las autoridades turcas insisten en que nunca salió de la sede diplomática y fue asesinado dentro del edificio.

Acabo de comunicarme con el embajador saudí para abordar respuestas urgentes sobre Yamal Jashoggi. La violencia contra los periodistas en todo el mundo está aumentando y es una grave amenaza para la libertad de expresión. Si los informes de los medios resultan ser correctos, trataremos el incidente con seriedad: las amistades dependen de valores compartidos”, informa el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt.

 

Hunt también instó al Gobierno saudí a cooperar plenamente con la investigación turca sobre el caso y a proporcionar más información lo antes posible.

El lunes, el canciller británico se reunió con el embajador saudí en Londres (capital británica), Muhamad bin Nawaf bin Abdulaziz, para informarse sobre lo que la familia real saudí podría saber respecto al paradero del periodista.

Arabia Saudí tiene tras de sí un negro historial del uso de la tortura, la detención y la ejecución de activistas opositores, razón por la cual es muy condenado y criticado por grupos pro derechos humanos internacionales

ncl/anz/tqi/mkh

Comentarios