• Tropas británicas se retiran de su base en Afganistán.
Publicada: martes, 5 de septiembre de 2017 0:52

El Reino Unido ha retirado sus tropas de la base de Al-Tanf en Siria, deteniendo, en silencio, su asistencia militar a los llamados rebeldes.

Según informó el sábado el diario Telegraph, el Ministerio de Defensa británico redujo en junio de este año su ayuda militar a los integrantes del llamado Ejército Libre Sirio (ESL) cuando al menos 20 miembros de las fuerzas especiales británicas fueron retirados de la base de Al-Tanf, en el sureste de Siria.

Al igual que militares estadounidenses, fuerzas británicas dieron entrenamiento a la “oposición moderada”, también llamados rebeldes, en el sur del país árabe. El contingente británico operó en la base de la llamada coalición anti-EIIL construida de forma ilegal en la estratégica ciudad de Al-Tanf, cerca de la frontera con Irak y Jordania.

De acuerdo con el periódico británico Telegraph, la retirada de las tropas británicas pone de relieve la creciente distancia con la oposición siria y reconoce el fracaso del programa y los intentos para derrocar al presidente sirio, Bashar al-Asad, que ahora tiene la victoria a su alcance.

 

Londres envío el año pasado un grupo de fuerzas especiales para unirse al programa dirigido por EE.UU. en Turquía y Jordania y destinado a entrenar a 5000 rebeldes en el uso de ligeras, tácticas de infantería y comunicación satelital.

Este programa, que contaba con 500 millones de dólares era impulsado por el Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono) desde 2015 con el objetivo de derrotar a los terroristas de EIIL (Daesh, en árabe) y liberar zonas bajo el poder de esta banda ultrarradical.

Sin embargo, todos los combatientes del ESL que fueron parte del programa de entrenamiento se unieron al grupo terrorista Frente Al-Nusra (actualmente se hace llamar Frente Fath Al-Sham) para luchar contra el Ejército sirio y sus aliados en la región de Deir al-Zur y otras partes del país árabe.

El Gobierno británico termina su programa de adiestramiento a rebeldes sirios a menos de un mes de que la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, puso fin al programa secreto de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) para armar y entrenar a los grupos armados sirios.

mjs/ncl/snz/hnb

Comentarios