• El vicesecretario general de Hezbolá, el sheij Naim Qasem, habla en un acto en una universidad libanesa, 25 de julio de 2019.
Publicada: viernes, 26 de julio de 2019 10:38
Actualizada: sábado, 27 de julio de 2019 0:04

Hezbolá no teme las amenazas del régimen de Israel, decepcionado por la alta preparación de la Resistencia y el pueblo libanés, afirma un titular del Movimiento.

En declaraciones publicadas el jueves por el portal local Al-Ahed, el vicesecretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Naim Qasem, destacó el cambio del rumbo político tomado por El Líbano al modificar su política de queja y demanda por una política de resistencia y disuasión, un hecho que, a su criterio, provocó las amenazas aún sin efectivas del enemigo israelí.

“No tenemos miedo de las amenazas israelíes y creemos que es nuestra responsabilidad permanecer siempre listo en la escena [de confrontación] (...). Cada día aumenta nuestra disposición porque creemos que este camino es el mismo que nos apoya y se conduce a un resultado justo”, afirmó.

LEER MÁS: Nasralá: Hezbolá vencerá en cualquier guerra y ganará en Siria

LEER MÁS: Nasralá: Centros clave de Israel en la mira de misiles de Hezbolá

El alto cargo de la Resistencia libanesa reiteró que hoy en día, si los israelíes piensan en llevar a cabo una acción contra El Líbano “lo calculan miles de veces”, porque se ven paralizados y saben que la Resistencia tiene tolerancia cero en defensa de la independencia y la liberación de los territorios nacionales ocupados.

No tememos miedo de las amenazas israelíes y creemos que es nuestra responsabilidad permanecer siempre listo en la escena [de confrontación] (...). Cada día aumenta nuestra disposición porque creemos que este camino es el mismo que nos apoya y se conduce a un resultado justo”, afirmó el vicesecretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Naim Qasem.

 

El sheij Naim Qasem se refirió a la victoria de la Guerra de los 33 días ante Israel y reveló que con este hecho se influyó mucho en las políticas sionistas de Estados Unidos.

“La Guerra de 33 días salvó a El Líbano del plan pro israelí ‘Nuevo Medio Oriente’ y estableció los principios de la región sobre la base de la independencia”, enfatizó.

El 12 de julio de 2006, los israelíes lanzaron extensos ataques contra el territorio libanés por tierra, mar y aire, so pretexto de liberar a dos de sus soldados. No obstante, gracias a la resistencia de Hezbolá, Israel se vio obligado a retirarse con las manos vacías.

Unos 1200 libaneses, en su mayoría civiles, perdieron la vida en la ofensiva israelí, que duró 33 días. El conflicto finalizó el 14 de agosto de ese año tras aprobar el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) su Resolución 1701, que llamaba a los agresores israelíes a respetar la soberanía y la integridad del territorio libanés.

msm/krd/hnb

Comentarios