• Un combatiente del grupo armado Talibán en Kabul, la capital de Afganistán, 12 de septiembre de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 13 de septiembre de 2021 1:04

La exsecretaria de Estado de Estados Unidos Condoleezza Rice (2005-2009) ha expresado preocupación por la retirada de las fuerzas de su país de Afganistán.

En una entrevista concedida el domingo a la cadena estadounidense CNN, Rice consideró la invasión y ocupación de Afganistán como “un éxito”, particularmente para la seguridad de EE.UU., y lamentó la decisión del presidente Joe Biden de poner fin a la presencia de las tropas norteamericanas en el país asiático.

“La parte que no me reconforta mucho es que hemos perdido los ojos y los oídos en el terreno en Afganistán”, dijo en alusión a que la presencia militar de EE.UU. en Afganistán ayudaba a descubrir el paradero de los terroristas y realizar operaciones contra ellos.

También afirmó que Washington ha perdido la base aérea Bagram, sita en la provincia afgana de Parwan (este) y considerado el recinto militar más grande de Estados Unidos en Afganistán, así como otros aeródromos que utilizaba para llevar a cabo operaciones, incluso con aviones no tripulados (drones).

“Y yo soy la primera en decir que hemos perdido algunas de las capacidades, pero eso no debería disminuir las capacidades que todavía tenemos”, matizó la exfuncionaria norteamericana.

 

Rice realizó tales comentarios mientras varias figuras tanto en EE.UU. como en otros puntos del mundo admiten que la invasión a Afganistán no fue una buena decisión y que era totalmente innecesaria.

Washington y sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) pasaron los últimos 20 años en Afganistán, bajo el pretexto de luchar contra el grupo armado Talibán y de traer paz y seguridad, pero al final no lograron impulsar una victoria.

Tras estas dos décadas, el pasado 15 de agosto, los talibanes tomaron el control de la capital afgana, Kabul, sin ninguna resistencia por parte de las fuerzas gubernamentales, entrenadas por Estados Unidos. Ante tal coyuntura, ahora, los afganos creen que la presencia de los estadounidenses en su país no les trajo ningún beneficio.

ftn/ncl/hnb