• 
El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla con la prensa en la Casa Blanca, 5 de noviembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 7 de noviembre de 2020 17:47
Actualizada: sábado, 7 de noviembre de 2020 18:52

Comisión Federal Electoral de EE.UU. anuncia que no ha encontrado indicios de fraude en las elecciones, pese a las denuncias presentadas por Trump respecto el caso.

No hay pruebas de fraude en la votación, ni hay pruebas de que hayan sido depositados votos ilegales”, ha indicado la comisaria electoral estadounidense Ellen Weintraub en unas declaraciones ofrecidas este sábado a la cadena CNN

Sus comentarios se producen en la misma jornada en que el presidente republicano de EE.UU., Donald Trump, ha vuelto a denunciar un fraude electoral en los Estados que lidera su rival demócrata, Joe Biden, entre ellos, Pensilvania y Georgia, afirmando que “decenas de miles de votos se recibieron fuera de plazo”.

El mandatario norteamericano, además, ha insistido en que la votación en varias ciudades claves como Filadelfilla, la más poblada del estado de Pensilvania, fue “extremadamente irregular”, porque hubo un periodo de tiempo en el que los observadores republicanos no tuvieron acceso al recuento.

Weintraub, no obstante, ha comentado que “estas denuncias parecen referirse a unos cuantos votos por aquí y por allá”, para después destacar que, “dada la ventaja de la que disfruta ahora” el demócrata Biden, los resultados podrían no registrar “cambios significativos".

Por su parte, el comisionado de Filadelfia, Al Schmidt, ha cuestionado las alegaciones de Trump, resaltando que los observadores republicanos estuvieron presentes “en todo momento” en la zona del recuento.

 

Las elecciones presidenciales en EE.UU. se han convertido en un escenario muy ajustado en el que el candidato demócrata, Joe Biden, está muy por delante del actual presidente, Donald Trump, en los votos del Colegio Electoral, con 264 frente a los 214 del republicano, conforme a las últimas cifras.

Mientras que el conteo de votos no ha terminado de momento, Trump ha denunciado reiteradamente un “fraude” y “el robo de las elecciones” en varios estados, criticando también el sistema de votación por correo, al que ha calificado de “corrupto”, y ha anunciado que recurrirá a la Corte Suprema.

De momento, hay cuatro estados que deciden quién será el próximo inquilino de la Casa Blanca: Carolina del Norte, Pensilvania, Georgia y Nevada. El presidente estadounidense y su campaña han interpuesto demandas legales para detener el recuento de votos por correo en estos estados.

En reacción a esta ventaja, Biden, el también exvicepresidente de EE.UU. (2009-2017), consideró segura su victoria en las presidenciales y dijo que está en camino de obtener más de 300 votos electorales.

Los alegatos de Trump han sido rechazados ya por distintos republicanos de alto rango. Además, varios expertos legales consultados han considerado muy escasa la probabilidad de que el Tribunal Supremo se convierta en el árbitro que defina al ganador de los comicios.

myd/hnb/nii/