• El senador estadounidense Bernie Sanders durante un acto de campaña en California (oeste de EE.UU.), 26 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 27 de julio de 2019 13:48
Actualizada: sábado, 27 de julio de 2019 18:14

El senador estadounidense Bernie Sanders llama “racista” a Israel, liderado por Benjamín Netanyahu, y asevera que EE.UU. no debe adoptar una postura proisraelí.

“Lo que ha sucedido en los últimos años, bajo el liderazgo de Netanyahu, es que un régimen de extrema derecha con muchas tendencias racistas ha estado en el poder”, lamentó el prominente senador demócrata.

LEER MÁS: Sionistas, enojados por tachar Sanders de ‘racista’ a Israel

En una entrevista concedida al portal Pod Save America, publicada el viernes, Sanders instó a Washington a no tomar una postura proisraelí. “Si EE.UU. busca ayudar para llevar la paz a Oriente Medio, no puede priorizar los deseos y necesidades de Israel”, agregó.

Sanders —quien busca la candidatura a la presidencia de EE.UU. por el Partido Demócrata para el 2020— denunció que las tensiones entre Israel y Palestina se han incrementado con Netanyahu como primer ministro. Al mismo tiempo, subrayó que los palestinos merecen ser tratados con dignidad y respeto.

El senador estadounidense ha condenado en reiteradas ocasiones la masiva “matanza” de palestinos por parte de Israel y urgió a ese régimen a poner fin a su ilegal ocupación en los territorios palestinos.

LEER MÁS: Sanders conmina a Israel a terminar su ocupación de 50 años

Lo que ha sucedido en los últimos años, bajo el liderazgo de (Benjamín) Netanyahu, es que un régimen de extrema derecha con muchas tendencias racistas ha estado en el poder”, lamentó el senador estadounidense Bernie Sanders.

 

Por otro lado, Sanders arremetió contra la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de trasladar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén), lo que, según advierte, pone en peligro una solución de paz al conflicto israelí-palestino.

A finales de 2017, Trump ordenó el traslado de su legación de Tel Aviv a Al-Quds, en contra de las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y reconoció la sagrada ciudad palestina como capital israelí.

La decisión del inquilino de la Casa Blanca suscitó la condena y el rechazo de gran parte de la comunidad internacional, que considera que viola el derecho internacional y pone en peligro la posibilidad de una solución pacífica al conflicto palestino-israelí.

fmk/lvs/mkh

Comentarios