• Cautro cazas F-35 de la Fuerza Aérea de EE.UU. durante una maniobra militar en la región del Indo-Pacífico, 1 de agosto de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 24 de mayo de 2019 16:50

El Senado de Estados Unidos ha presentado un proyecto de ley que tiene como objetivo hacer frente a la creciente influencia de China en el mundo.

El proyecto de ley, presentado el jueves por el Comité de Servicios Armados del Senado de EE.UU., tiene la mira puesta en contrarrestar a Pekín en diferentes ámbitos, por ejemplo deteniendo la erosión de la ventaja militar del Pentágono frente a China, y contener la creciente influencia del gigante asiático en el planeta.

Se incluye un presupuesto de 750 000 millones para que las Fuerzas Armadas de EE.UU. compren más cazas furtivos de quinta generación Lockheed Martin F-35 Lightning II y para financiar de modo íntegro un programa para modernizar el arsenal nuclear norteamericano.

El Comité de Servicios Armados reconoce en el texto que “el margen de supremacía militar de EE.UU. se ha erosionado y se ve socavado por nuevas amenazas de competidores estratégicos como China y Rusia”, según lo ha citado hoy viernes la agencia británica de noticias Reuters.

Entre otras amenazas que supone Pekín para los intereses de Washington, el Senado estadounidense hace alusión al megaproyecto de la Nueva Ruta de la Seda, impulsado por China y apoyado por gran número de países de todo el mundo.

El Comité de Servicios Armados del Senado estadounidense reconoció en el proyecto de ley el margen de supremacía militar de EE.UU. se ha erosionado y se ve socavado por nuevas amenazas de competidores estratégicos como China y Rusia”, ha publicado la agencia británica de noticias Reuters.

 

La Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés), nombre del presupuesto, que es de carácter anual, está ahora a pocos pasos de convertirse en ley. El próximo mes, el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes lanzará su propia versión preliminar. Luego, los dos comités deben presentar una versión única de compromiso para votarla.

La inquietud de Washington por el declive de su poder ante la creciente influencia de China ha ido en aumento en los últimos años, de manera el secretario interino de Defensa de EE.UU., Patrick Shanahan, definió en marzo pasado las tres principales amenazas que enfrente Washington como: “China, China, China”.

En línea con este enfoque, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, instó el miércoles a la Guardia Costera de EE.UU. a reafirmar el liderazgo estadounidense en el Ártico y cuestionar la influencia de China y Rusia en esa región.

De hecho, las tensiones entre EE.UU. y China han tomado un ritmo creciente por muchas cuestiones, como la guerra comercial desatada por Washington contra Pekín, el apoyo del Gobierno estadounidense a Taiwán —isla que mantiene disputas territoriales con China—, las sanciones de EE.UU. al Ejército chino por “comprar armas rusas”, las disputas territoriales del mar de China Meridional, etc.

mnz/mla/ftn/hnb

Comentarios