• La sede del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), en el condado de Arlington, estado de Virginia.
Publicada: sábado, 6 de octubre de 2018 6:01

China representa una amenaza creciente para el suministro de materiales críticos para el Ejército de EE.UU., según un nuevo informe elaborado por el Pentágono.

El informe del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), de casi 150 páginas y publicado ayer viernes, se centra en identificar debilidades en las industrias estadounidenses que son vitales para la seguridad nacional del país norteamericano.

Encargado por una orden ejecutiva del presidente Donald Trump el año pasado, el documento detectó en total alrededor de 300 “vulnerabilidades” que podrían afectar a materiales y componentes esenciales para el Ejército norteamericano.

“Un hallazgo clave de este informe es que China representa un riesgo significativo y creciente para el suministro de materiales y tecnologías consideradas estratégicas y fundamentales para la seguridad nacional de Estados Unidos”, recalca el informe.

Un hallazgo clave de este informe es que China representa un riesgo significativo y creciente para el suministro de materiales y tecnologías consideradas estratégicas y fundamentales para la seguridad nacional de Estados Unidos”, recalca el Departamento de Defensa de EE.UU. a través de un informe.

 

Uno de los riesgos detectados que pone en peligro a la industria de manufactura tecnológica y defensa de Estados Unidos es “el dominio del comercio” de Pekín y su disposición “a utilizar el comercio como un arma de poder blando”, recoge el documento aduciendo para ello la dependencia de “un competidor estratégico para bienes, servicios y productos críticos” para el sector estadounidense.

El Pentágono destaca que China está dominando el suministro mundial de minerales de tierra poco frecuentes, algo fundamental en los programas militares de Washington. Además, el texto hace hincapié en el papel del gigante asiático en el suministro de ciertos tipos de productos electrónicos, así como de productos químicos utilizados en las municiones estadounidenses.

Las tensiones entre Estados Unidos y China se han acrecentado en los últimos meses por diversas cuestiones, como la guerra comercial desatada por Washington contra Pekín, el apoyo del Gobierno estadounidense a Taiwán —isla que mantiene disputas territoriales con China—, las sanciones de EE.UU. contra el Ejército chino por “comprar armas rusas”, las disputas marítimas en el mar de China Meridional, etc.

krd/ktg/mtk/hnb

Comentarios