• El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, en la conferencia anual del AIPAC, en Washington. 25 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 26 de marzo de 2019 2:06
Actualizada: martes, 26 de marzo de 2019 6:14

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, ha criticado a los candidatos presidenciales demócratas de 2020 que no participaron en la conferencia del AIPAC.

La autoridad republicano proisraelí ha criticado este lunes a los principales representantes demócratas y también los aspirantes de las elecciones del año 2020, como Bernie Sanders, Kamala Harris, Beto O´Rourke y Elizabeth Warren que se saltaron la conferencia anual del Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés), la cual se inauguró el domingo y durará hasta el martes.

“Quiero ser claro en este punto, cualquiera que aspire a la oficina más alta del territorio no debería temer estar con los más fuertes partidarios de Israel en Estados Unidos (…) Está mal boicotear a Israel y está mal boicotear al AIPAC”, ha afirmado el alto cargo estadounidense.

Esta medida de los congresistas demócratas, se debe a la creciente inclinación del mencionado lobby proisraelí hacia el Partido Republicano y al aumento de las críticas a Israel y, en especial, a su premier ministro, Benjamín Netanyahu, por los crímenes y violaciones de derechos que comete este régimen contra la población palestina.

Quiero ser claro en este punto, cualquiera que aspire a la oficina más alta del territorio no debería temer estar con los más fuertes partidarios de Israel en Estados Unidos (…) Está mal boicotear a Israel y está mal boicotear al AIPAC”, ha afirmado el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence.

 

Por otro lado, el vicepresidente norteamericano ha criticado fuertemente a la joven congresista demócrata Ilhan Omar por su postura antisraelí. “El antisemitismo no tiene lugar en el Congreso de Estados Unidos (…)  Cualquiera que calumnie a Israel, nunca debería tener un asiento en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos”, ha declarado Pence.

La representante somalí-estadounidense es una de las primeras dos mujeres musulmanas en el Congreso de EE.UU. que apoyan abiertamente al movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel.

El movimiento BDS es una campaña global que busca aplicar presión financiera a Israel para obligarlo a cumplir con las normas según el Derecho Internacional, incluido la retirada de los territorios ocupados, la eliminación del muro de separación (el Muro del Apartheid) de Cisjordania y el derecho de retorno para los refugiados palestinos.

El apoyo al AIPAC y otras fundaciones prosionistas por parte de los políticos estadounidenses no es un secreto, e incluso parte de los pagos a los candidatos presidenciales y congresistas se anuncian públicamente.

fmd/rha/hnb

Comentarios