• Una de las conferencias anuales del Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés).
Publicada: sábado, 23 de marzo de 2019 21:35
Actualizada: martes, 26 de marzo de 2019 0:33

Varios líderes demócratas y aspirantes a las elecciones presidenciales de EE.UU. en 2020 no asistirán a la cumbre anual del lobby proisraelí AIPAC en Washington.

Según informó el viernes la página web Middle East Eyelos aspirantes a candidatos presidenciales por el Partido Demócrata con más apoyo entre los ciudadanos estadounidenses, los senadores Kamala Harris, Bernie Sanders y Elizabeth Warren, además del representante de Texas en la Cámara de Representantes de EE.UU., Beto O’Rourke, no asistirán a la conferencia de este año del Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés) que se celebrará desde este domingo hasta el martes.

Esta decisión, aseguran fuentes citadas por dicho medio, se debe a la creciente inclinación del mencionado lobby proisraelí hacia el Partido Republicano y al aumento de las críticas a Israel y, en especial, a su premier ministro, Benjamín Netanyahu, por los crímenes y violaciones de derechos que comete este régimen contra la población palestina.

Otro de los factores de peso en la decisión de los cuatro demócratas —que ya no dudan del pleno apoyo de la actual Administración estadounidense al régimen de Netanyahu—ha sido el aumento de la postura agresiva de las autoridades israelíes hacia los palestinos y su cada vez menos respeto por las normas y el derecho internacional. 

 

Además, la fuerte oposición del AIPAC al Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), el acuerdo nuclear entre Irán y el aquel entonces Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), parece ser otra de las razones de los demócratas, dado que dicho pacto contaba con el respaldo de los líderes de este partido e incluso se logró durante la Administración del presidente demócrata Barack Obama.

Por ello, Middle East Eye afirma que la actual coyuntura es propicia para que los aspirantes demócratas a las presidenciales del año 2020 rompan con la línea política tradicional de su partido, es decir, el apoyo incondicional a Israel, y se inclinen hacia Palestina.

hgn/ncl/mkh

Comentarios