• La congresista estadounidense Ilhan Omar durante un acto en la Oficina de la Casa Rayburn en Washington, 6 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 11 de marzo de 2019 0:36

EE.UU. trata de silenciar las voces críticas contra Israel, y hace pagar un alto precio a quienes expresen una postura antisionista, dice una activista.

“Durante décadas, los partidarios israelíes han estado haciendo todos sus esfuerzos para que los miembros del Congreso y figuras de medios de comunicación en EE.UU. paguen un alto precio por criticar a Israel”, ha declarado la activista norteamericana Sarah Flanders.

En una entrevista concedida este domingo a la agencia persa de noticias IRNA, Flanders ha hecho alusión a la ola masiva de ataques contra la congresista musulmana estadounidense Ilhan Omar por manifestar abiertamente su postura antisionista.

Durante años, ha habido una ley no escrita en Washington que prohíbe las críticas a Israel y su lobby, ha agregado Flanders; antes de aseverar que la principal razón de los ataques contra Omar es su apoyo a Palestina.

La también codirectora del Centro de Acción Internacional ha denunciado que cualquier crítica e intento de cuestionar los beneficios financieros, militares y políticos que Israel ha tenido durante décadas, y cualquier grito contra crímenes israelíes están condenados y callados en EE.UU., bajo la etiqueta de “antisemitas”.

Durante décadas, los partidarios israelíes han estado haciendo todos sus esfuerzos para que los miembros del Congreso y figuras de medios de comunicación en EE.UU. paguen un alto precio por criticar a Israel”, dice la activista norteamericana Sarah Flanders.

 

Por otro lado, Flanders ha indicado que el régimen de Tel Aviv no podrá sobrevivir ni un día sin el apoyo financiero, político o militar de Estados Unidos. “Israel es una herramienta para el colonialismo estadounidense y para reprimir al pueblo árabe y musulmán”, ha agregado.

La senadora somalí-estadounidense se ha expresado en desacuerdo con las políticas de la Administración estadounidense, entre ellas el apoyo al régimen de Tel Aviv y el papel injerencista en Oriente Medio y otras zonas.

Docenas de medios y figuras políticas estadounidenses, incluido el presidente Donald Trump, consideraron “antisemitas” las declaraciones de Omar contra el Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés) y exigieron al Congreso su dimisión o castigo.

Además, en una carta a la presidenta de la Cámara Baja de EE.UU., Nancy Pelosi, un grupo de organizaciones prosionistas han pedido la expulsión urgente de Omar de los comités del órgano legislativo, tras acusarla de tener posiciones “antisemitas” y contactos con grupos antisraelíes, revelados en recientes tuits.

fmk/rha/krd/alg

Comentarios