• Marzie Hashemi, documentalista y presentadora de Press TV.
Publicada: sábado, 19 de enero de 2019 9:17
Actualizada: sábado, 19 de enero de 2019 10:56

La detenida presentadora de Press TV tendrá que volver a comparecer el próximo 23 de enero ante el tribunal de Washington, la capital estadounidense.

Marzie Hashemi, documentalista y presentadora de 59 años de Press TV, compareció por primera vez el viernes ante el tribunal de Washington luego de que fuera detenida el pasado 13 de enero en el Aeropuerto Internacional de Saint Louis-Lambert, en la ciudad de San Luis (estado de Misuri).

La magistrada Beryl Howell, principal jueza de la corte federal del Distrito de Columbia dijo la víspera que la periodista había sido detenida como “testigo material” de un supuesto caso delictivo pero aseguró que “no había sido acusada de ningún delito”.

Sarah Hashemi, hija de Marzie, ha dicho en un comunicado que recibió una segunda llamada telefónica de su madre la tarde del viernes.

Los tres hijos de la detenida, Sarah, Hosein y Reza, también han sido citados a declarar para el próximo 23 de enero ante un jurado en Washington.

La familia de Marzie —una ciudadana estadounidense convertida al Islam— ha estado muy preocupada por la situación de su madre en el centro de detención después de que la policía le obligara a despojarse del hiyab y le ofreciera solo carne de cerdo, prohibida por la religión musulmana.

Este es un momento muy difícil para toda la familia. Mi madre es una periodista muy conocida y no ha cometido ningún delito, pero todo este proceso se ha sentido como si la trataran como a una criminal. Fue muy angustiante escuchar que le quitaron el hiyab y le tomaron una foto en este estado y me sentí aliviada al escuchar que ahora tiene el hiyab. Sólo queremos a mamá en casa”, agregó Sarah Hashemi, hija de Marzie Hashemi, presentadora detenida de Press TV en EE.UU.

 

La periodista ha informado a su hija, que ahora se le ha dado un velo y “comida (halal) para sobrevivir”. Su familia había transferido dinero a Marzie, pero ella no se había enterado de esto.

A los hijos de la periodista todavía no se les ha dado ninguna explicación sobre de qué se trata la investigación, lo que les preocupa más.

Sarah ha dicho que su familia “no tiene información concreta” y tampoco sabe cuándo su madre será liberada. “Este es un momento muy difícil para toda la familia. Mi madre es una periodista muy conocida y no ha cometido ningún delito, pero todo este proceso se ha sentido como si la trataran como a una criminal. Fue muy angustiante escuchar que le quitaron el hiyab y le tomaron una foto en este estado y me sentí aliviada al escuchar que ahora tiene el hiyab. Sólo queremos a mamá en casa”, agregó la hija de Marzie.

La Cancillería de Irán condenó el miércoles la “ilegal” detención de la presentadora y el “trato humillante e inhumano” del que fue objeto a manos de las autoridades norteamericanas.

Ante esta situación, activistas e internautas han lanzado en redes sociales como Twitter una campaña con las etiquetas #FreeMarziehHashemi y #Pray4MarziehHashemi para denunciar la detención y el maltrato, y exigir al Gobierno estadounidense la inmediata puesta en libertad de la presentadora.

ftm/ktg/hnb/msf

Comentarios