• El presidente del Servicio Exterior de la IRIB, Peyman Yebeli, en una rueda de prensa en Teherán, 16 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 17 de enero de 2019 9:46
Actualizada: jueves, 17 de enero de 2019 10:44

La Organización de Radio y Televisión de Irán denuncia el trato “violento y abusivo” al que fue sometida una periodista de Press TV detenida en EE.UU.

Mediante un comunicado conjunto emitido el miércoles, el Servicio Exterior de la Organización de Radio y Televisión de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés) y la cadena en inglés Press TV exigieron al Gobierno estadounidense que ponga en libertad inmediata a Marzie Hashemi.

Hashemi, nacida en Estados Unidos, fue detenida sin cargos el domingo a su llegada al Aeropuerto Internacional Saint Louis-Lambert, en la ciudad de San Luis (estado de Misuri). La periodista, quien ha vivido varios años en Irán y se ha convertido al Islam, viajó a EE.UU. para visitar a su hermano que padece cáncer y a otros parientes, que no pudieron ponerse en contacto con ella.

En una conversación telefónica con su familia la noche del martes, Hashemi reveló que recibió un “trato violento y abusivo” desde el principio, cuando fue aprehendida en San Luis y fue trasladada a un centro de detención en Washington, la capital estadounidense, reza la nota. 

 

IRIB explicó a continuación algunos de los tratos que recibió la periodista afroamericana durante su arresto:

  1. La Sra. Hashemi aún no ha sido procesada y ni siquiera la Policía estadounidense ha presentado hasta ahora cargos formales en su contra.
  2. Ella estuvo dos días incomunicada tras ser detenida y sus familiares tampoco habían sido informados de su arresto.
  3. La Policía la obligó a despojarse de su atuendo islámico a pesar de que las autoridades sabían que ella era musulmana. Le permitieron usar solo una camiseta, con sus antebrazos expuestos contra la ley islámica. Incluso fue fotografiada en ese estado.
  4. Las autoridades que dirigen el centro de detención hicieron caso omiso a su creencia religiosa, a pesar de sus repetidas protestas.
  5. La detenida se vio obligada a usar otra camiseta para cubrirse la cabeza, cumpliendo así los deberes establecidos por el Islam.
  6. Se le ha negado comida halal (lícita, en la religión islámica), ya que solo se le ofreció carne porcina como comida y ni siquiera pan, lo que solicitó para evitar comer la carne. El único alimento que la detenida ha comido en los últimos dos días ha sido un “paquete de galletas” y como consecuencia la desnutrición resultante la ha debilitado.
  7. La Sra. Hashemi necesita atención médica urgente debido a encontrarse débil de salud.
  8. El Gobierno de Estados Unidos es responsable de cualquier daño potencial o peligro que pueda afectar la salud de la detenida.

 

En esta misma línea, IRIB instó a los medios de comunicación a hacer eco del caso e imponer presiones a Washington para que ponga en libertad a la periodista.  

Activistas e internautas han manifestado en redes sociales como Twitter, usando las etiquetas #FreeMarziehHashemi y #Pray4MarziehHashemi, su repudio al arresto de la presentadora y el maltrato que ha sufrido, y han exigido al Gobierno estadounidense que la libere de manera inmediata.

ftm/rha/fdd/hnb

Comentarios