• El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ofrece una conferencia de prensa, 23 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 5 de noviembre de 2018 1:05

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha amenazado las empresas de la Unión Europea (UE) que quieren hacer negocios con la República Islámica de Irán.

“A las empresas europeas no les permitiremos hacer negocios con EE.UU. y con Irán”, ha aseverado este domingo el jefe de la Diplomacia estadounidense en una entrevista concedida al canal local Fox News.

De esta manera, Pompeo considera que las compañías europeas tendrán que elegir entre Estados Unidos o Irán, si bien, ha reconocido que, debido a las sanciones antiraníes, algunas empresas de la UE se verán obligadas a cesar la cooperación con el país norteamericano.

Además, el secretario de Estado norteamericano ha defendido el impacto de la reimposición de sanciones contra Irán, —en vigor desde este 5 de noviembre— ignorando, de este modo, las críticas de que estas medidas punitivas no tendrán ningún efecto y condenadas al fracaso.

Estas sanciones serán reactivadas este lunes con ocho países eximidos temporalmente, los cuales podrán seguir importando petróleo de Irán. Sin embargo, Pompeo se ha negado a revelar quiénes son los exonerados del embargo y solo se ha limitado a decir que estos “necesitan un poco más de tiempo para bajar a cero” sus compras de crudo iraní.

A las empresas europeas no les permitiremos hacer negocios con EE.UU. y con Irán”, advierte el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

 

En este contexto, no ha descartado que el presidente de EE.UU., Donald Trump, extienda las exenciones más allá de los seis meses anunciados. Pese a las exenciones, siempre según Pompeo, “estas sanciones ya han tenido un impacto enorme”. 

Estas sanciones tienen previsto afectar la industria petrolera, las transacciones financieras del Banco Central iraní y el sector portuario. Para contener daños, Irán anunció la semana pasada el inicio de acuerdos con exportadores privados de petróleo.

Rusia ha condenado las sanciones y ha prometido preservar las relaciones económicas y financieras con el país persa. “Tras muchos años de experiencia, no se pueden lograr concesiones de Irán usando métodos de presión”.

Además, el comunicado del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, poniendo de relieve que la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) ha verificado en múltiples ocasiones que Teherán está cumpliendo sus compromisos, afirma que no existen argumentos para que EE.UU. haya abandonado el tratado nuclear y vuelto a imponer sanciones a Irán.

zss/ncl/mnz/alg

Comentarios