• Una bomba nuclear B61-12 durante un vuelo de prueba.
Publicada: martes, 3 de julio de 2018 17:36

EE.UU. busca renovar las bombas atómicas que se encuentran emplazadas, desde los años sesenta, en las bases militares de varios países de Europa, según informes.

“Estados Unidos estudia desplegar bombas atómicas modernizadas en las bases militares de una serie de países de Europa en los próximos años”, ha revelado una fuente diplomática, bajo condición de anonimato.

En declaraciones ofrecidas este martes a la agencia rusa de noticias Sputnik, la fuente anónima ha anunciado la intención de Washington de plantear este tema en la próxima cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Bruselas (Bélgica).

A este respecto, ha detallado que se trata de sustituir las bombas tácticas estadounidenses B61 que se encuentran en Alemania, Países Bajos, Bélgica, Italia y Turquía, emplazadas desde los años 60, por las nuevas B61-12 con Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés).

Estados Unidos estudia desplegar bombas atómicas modernizadas en las bases militares de una serie de países de Europa en los próximos años”, declara una fuente diplomática, bajo condición de anonimato.

 

Este informe sale a la luz después de que la Fuerza Aérea y la Administración Nacional de Seguridad Nuclear del Departamento de Energía de EE.UU. (NNSA, por sus siglas en inglés) realizaran el 9 de junio, por primera vez, dos pruebas de vuelo de calificación de su nueva bomba termonuclear B61-12 desde un bombardero sigiloso B-2 Spirit.

La bomba termonuclear guiada B61-12 es una modificación de la bomba nuclear estadounidense B61, que tiene un poder de destrucción cuatro veces mayor que la lanzada por EE.UU. sobre la ciudad japonesa de Nagasaki al final de la II Guerra Mundial.

De hecho, otros informes destacan, asimismo, que el Departamento estadounidense de Defensa (el Pentágono) pretende comenzar la producción en masa de la B61-12 en el año 2020. Además, se estima que la bomba sustituirá a las versiones anteriores de la misma en las bases del país en Europa.

Esta posible renovación de las bombas atómicas está en línea con las políticas del presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha ordenado reconstruir el Ejército del país norteamericano bajo el pretexto de paliar la “amenaza” que representan Rusia y China.

fmk/anz/aaf/rba

Comentarios