• El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, habla durante una entrevista con la prensa en Guayaquil, 2 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 15 de abril de 2019 2:04
Actualizada: lunes, 15 de abril de 2019 16:04

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, vuelve a justificar su decisión de retirar el asilo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y su posterior arresto.

En una entrevista concedida el domingo al diario británico The Guardian, Moreno acusó a Assange de crear un “centro de espionaje” en la embajada de Ecuador en Londres, capital del Reino Unido, justificando su decisión de retirar el asilo al fundador de WikiLeaks.

“Es lamentable que, desde nuestro territorio y con el permiso de las autoridades del gobierno anterior, se hayan proporcionado instalaciones dentro de la embajada ecuatoriana en Londres para interferir en los procesos de otros estados”, declaró.

El mandatario ecuatoriano denunció, además, la actitud “absolutamente reprensible y escandalosa” de Julian Assange en la embajada y su “comportamiento inapropiado en materia de higiene”.

Es lamentable que, desde nuestro territorio y con el permiso de las autoridades del gobierno anterior, se hayan proporcionado instalaciones dentro de la embajada ecuatoriana en Londres para interferir en los procesos de otros estados”, declara el presidente de Ecuador, Lenín Moreno.

 

“No podemos permitirnos en nuestra casa, la casa que abrió sus puertas, se convierta en un centro de espionaje”, recalcó, antes de insistir en que la decisión de retirar el asilo a Assange “no es arbitraria, sino que se basa en el derecho internacional”.

El pasado jueves, la Policía británica arrestó a Assange y le envió a la prisión de Belmarsh, conocida como ‘el Guantánamo’ del Reino Unido, después de que el Gobierno de Ecuador le retirara el asilo en su embajada en Londres por “violar reiteradamente convenciones internacionales y protocolo de convivencia”, como adujo el presidente ecuatoriano.

Por su parte, WikiLeaks había alertado anteriormente de la inminente violación, por parte de Ecuador, del asilo otorgado a Assange debido a la investigación abierta contra Moreno por el caso de corrupción INA Papers y los documentos sobre el caso difundidos por el portal de filtraciones en cuestión, que parecen incriminar al mandatario sudamericano.

Aunque Moreno expresa que actuó apegado al derecho internacional y tomó una decisión soberana, pero asambleístas de la Revolución Ciudadana, defensores de los derechos humanos y varios analistas condenan la postura oficial, ya que consideran que se trata de un acto de sumisión y venganza, y pone en riesgo la vida del australiano.

fmk/rha/hgn/alg

Comentarios