• Un atentado terrorista deja varios militares muertos en Irán
Publicada: miércoles, 13 de febrero de 2019 16:50
Actualizada: jueves, 14 de febrero de 2019 1:58

27 miembros del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán han muerto y otros 13 han resultado heridos en un atentado terrorista.

Los hechos han tenido lugar este miércoles en una carretera que comunica las ciudades de Zahedán y Jash en la provincia suroriental de Sistán y Baluchistán, cerca de la frontera con Paquistán, informan medios locales iraníes.

Conforme a un comunicado emitido por el CGRI, el ataque ha sido perpetrado con un vehículo cargado de artefactos explosivos contra un autobús que trasportaba a un grupo de militares.

“Tras la dura derrota infligida a la arrogancia mundial por la asistencia masiva del heroico pueblo de Irán a las conmemoraciones del triunfo de la Revolución Islámica, grupos takfiríes y mercenarios de los servicios de inteligencia de la arrogancia mundial han perpetrado hoy miércoles un atentado contra un autobús que transportaba a miembros del CGRI en la provincia de Sistán y Baluchistán”, se lee en la nota.

Tras la dura derrota infligida a la arrogancia mundial por la asistencia masiva del heroico pueblo de Irán a las conmemoraciones del triunfo de la Revolución Islámica, grupos takfiríes y mercenarios de los servicios de inteligencia de la arrogancia mundial han perpetrado hoy miércoles un atentado contra un autobús que transportaba a miembros de CGRI en la provincia de Sistán y Baluchistán”, ha comunicado el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán.

La responsabilidad del mortal atentado ha sido reivindicada por otra parte por el grupúsculo terrorista Yeish al-Adl mediante un comunicado.

El pasado mes de enero, cuatro policías resultaron heridos en la ciudad de Zahedan, capital de Sistán y Baluchistán, en un ataque con bombas de Yeish Al-Adl. 

Las zonas fronterizas de Sistán y Baluchistán son escenario desde hace años de numerosos ataques de bandas narcotraficantes y milicias radicadas en suelo paquistaní. Teherán ha criticado una y otra vez a Islamabad por no actuar con dureza contra estos grupos terroristas, incluido Yeish Al-Adl, que siempre huyen a Paquistán tras lanzar sus ataques.

mkh/mla/mjs