• El subcomandante del CGRI, el general de brigada Husein Salami.
Publicada: martes, 13 de septiembre de 2016 23:30

Un alto comandante del CGRI de Irán asegura que su país no detendrá el desarrollo de su ‘poder defensivo y disuasivo’.

"El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) nunca dejará de aumentar su poder de defensa y de disuasión", sostuvo el martes el subcomandante del CGRI, el general de brigada Husein Salami.

Precisó, asimismo, que la República Islámica, que hace una guerra sin cuartel a los enemigos del islam, “está instaurando las bases de una gran potencia, una potencia que sea capaz de inclinar la balanza de poder a favor de los musulmanes”.

"El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) nunca dejará de aumentar su poder de defensa y de disuasión", sostuvo el subcomandante del CGRI, el general de brigada Husein Salami.

El comandante destacó que la Fuerza Naval del CGRI defiende el poder marítimo de la nación iraní en el Golfo Pérsico y “está decidida a enfrentarse a los enemigos”, incluso si todos se unen para conspirar  contra su país.

Sus declaraciones se realizaron durante una ceremonia oficial en Bushehr (sur de Irán), donde la Fuerza Naval de Irán botó la primera lancha rápida de largo alcance con capacidad para portar helicópteros. La nao, de fabricación nacional, es capaz de transportar hasta 100 pasajeros y un helicóptero, y cuenta con una autonomía de 10 000 kilómetros.

 

Este reciente logro de Irán se suma a otros en el sector de defensa, pese a las sanciones de décadas que ha sufrido el país. Actualmente, Irán es autosuficiente en la producción de equipos y sistemas militares esenciales para su sistema defensivo.

No obstante, Teherán sostiene que su poder militar no representa ninguna amenaza para otros países, ya que la doctrina defensiva de la República Islámica es únicamente disuasiva.

ftm/nii/

Comentarios