• La carta privada cristiana más antigua conocida.
Publicada: lunes, 15 de julio de 2019 17:17
Actualizada: martes, 16 de julio de 2019 0:15

Un grupo de científicos encuentra la carta privada cristiana más antigua conocida hasta ahora, que aporta datos de los primeros cristianos del Imperio romano.

Los científicos de la Universidad de Basilea (Suiza) han realizado el descubrimiento, en concreto, se trata de un papiro de principios del siglo III, llamado “P.Bas. 2.43”, conforme señala un comunicado de la mencionada casa de estudios, divulgado el jueves.

El manuscrito, que al parecer data de la década de 230, ofrece información sobre el mundo de los primeros cristianos del Imperio romano y ha resultado ser el primer testimonio documental del Egipto de la época.

En concreto, es una carta escrita por Arrianus, miembro de la élite provincial romana, a su hermano Paulus, en la que expone cómo van las cosas de su familia, y pide enviarle una buena salsa de pescado.

La fórmula de la expresión que aparece en la última línea del texto supone inusual: “Ruego para que te vaya bien en el Señor”. “El uso de esta abreviatura —conocida en este contexto como ‘nomen sacrum’— no deja lugar a dudas sobre las creencias cristianas del remitente. Es una fórmula exclusivamente cristiana que conocemos de los manuscritos del Nuevo Testamento”, ha comentado Sabine Huebner, profesora de Historia Antigua en la Universidad de Basilea.

El uso de esta abreviatura —conocida en este contexto como ‘nomen sacrum’— no deja lugar a dudas sobre las creencias cristianas del remitente. Es una fórmula exclusivamente cristiana que conocemos de los manuscritos del Nuevo Testamento”, comenta Sabine Huebner, profesora de Historia Antigua en la Universidad de Basilea.

Asimismo, ha opinado que el nombre del destinatario, “extremadamente raro” en aquella época, indica a que los padres de Arrianus y Paulus —terratenientes y funcionarios públicos— también eran cristianos.

El manuscrito contradice la noción, según la cual, los primeros cristianos “se retratan como excéntricos que se retiraban del mundo y eran amenazados por la persecución”. Por el contrario, muestra que algunas familias cristianas tenían importantes cargos en la provincia romana de Egipto ya a principios del siglo III, sin distinguirse de su entorno pagano.

mtk/ctl/nlr/mjs

Comentarios